Tomó 96 horas. El pasado jueves 7, el presidente Enrique Peña Nieto autorizó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, cambiar de paradigma en materia de seguridad pública y pasar de la guerra sin cuartel contra las organizaciones criminales a la construcción del movimiento por un México en paz, que resultaría inexplicable sin la participación de la sociedad civil.

A toda prisa, el equipo de Osorio Chong -integrado por Lucila Guerrero y Xiuh Guillermo Tenorio- convocó a representantes de organismos internacionales, empresarios, académicos y dirigentes de las principales ONGs involucradas en la prevención de la violencia. Eso fue fácil. 

Las dificultades surgieron al momento de definir el lugar donde se haría el lanzamiento de la nueva estrategia y se instalaría la comisión que ejecutará el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, que tendrá -tan sólo este 2013- la friolera de 119,000 millones de pesos como presupuesto.

Inicialmente, el equipo de Campa habría propuesto llevar al Ejecutivo federal y a los ocho secretarios de Estado involucrados a La Verde, un parque lineal que corre encima de 15 kilómetros de los viejos ductos de Pemex, en el oriente de Aguascalientes, capital. En parte porque ese proyecto de rescate social integral -que concentra la filosofía de trabajo multidisciplinario- fue ejecutado por la alcaldesa priísta Lorena Martínez y generó cierto celo del gobierno estatal, y en parte por algunas limitaciones de la logísticas del Estado Mayor Presidencial, finalmente decidieron hacer el lanzamiento del nuevo programa e inaugurar la Casa del Adolescente, en el parque El Cedazo... apenas 48 horas antes del arribo de Peña Nieto y su comitiva. 

La prisa estaba justificada. El lunes 11, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo que crea la comisión intersecretarial. A 12 horas de su aparición estamos dándole cumplimiento , informó Campa Cifrián. Y el Secretario de Gobernación insistió en la nueva filosofía del gobierno federal: promover una cultura de la paz a través de cuatro estrategias iniciales, en una primera etapa: prevención de la violencia en el ámbito escolar, prevención de adicciones, prevención de la violencia familiar y detección temprana de problemas conductuales y de aprendizaje.

Bastante paradójico resultó que el lugar elegido para el relanzamiento de la estrategia federal no cuente actualmente con Director de seguridad pública municipal, mientras que en Aguascalientes ya opera formalmente el modelo de mando único policial. Más allá de esos contrastes -que evidencian la urgencia de coordinar los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno- queda  por resolver el papel que jugarán las organizaciones sociales en esta nueva iniciativa. 

Salvo contadas excepciones -saltan a la vista Isabel Miranda de Wallace, de Alto al Secuestro, o Alejandro Martí, de México SOS- las ONGs vinculadas a la promoción de una cultura de la paz, la prevención del delito y el apoyo a las víctimas de la violencia, han decidido dar un voto de confianza a las propuestas formuladas por la administración peñista.

El de ayer pudo ser, como resumió María Elena Morera, de México Unido contra la Delincuencia, un evento muy priísta , pero lo cierto es que resulta un avance que el gobierno federal reconozca a las ONGs como sujetos de cambio y aliados estratégicos y que la nueva estrategia implique un enfoque integral y focalizado para promover la cohesión social.

Por lo demás, es urgente que el gobierno y sociedad civil miren en la misma dirección. Un dato: en las 57 demarcaciones prioritarias -donde se presentan mayores índices de la violencia y la criminalidad-, la edad promedio de la población es 29 años.

EFECTOS SECUNDARIOS 

¿IMPOSICIONES? Vacante la dirección del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal, corrió el rumor de que Laura Barrales Magdaleno, hermana de la senadora perredista, ocuparía el sistema de bachilleratos del gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera. Algo habría de verdad en esas versiones, pues el sindicato de trabajadores de esa institución comenzó una movilización para frenar cualquier imposición. Tal beligerancia amainó con la llegada de Freyra Puebla López... quien fue Tesorera de ASSA, cuando la mayor de las hermanas Barrales estuvo al frente del sindicato. Otros dos exdiputados de la Asamblea Legislativa -Julio Escamilla Salinas, hermano del exdelegado en Tláhuac, y Juan José Larios Méndez- también ocupan cargos relevantes en la directiva de esta institución educativa.

PRESENCIA. El 26 de febrero el expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dictará una conferencia en el Centro Fox, dentro de la serie Líderes mundiales , con la que el think tank leonés busca contribuir a la revisión del acontecer global. Los organizadores cobran una cuota de recuperación (300 pesos, al público general y 50% a estudiantes con credencial).