Así o más claro: el uso de Internet entre el sector productivo más amplio del país, es decir, el de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes),aún sigue siendo blando .

Datos de Select, empresa de investigación de las Tecnologías de la Información, nos dejan ver el incipiente uso de las herramientas como Internet entre las PyMES y sus empleados, sobre todo para hacer más negocios, fortalecer su planta productiva y estar al nivel de otras empresas en el mundo.

Veamos las cifras disponibles de penetración tecnológica:

De los 4 millones de empresas ubicadas en el segmento MiPyME (99% de las empresas del país), sólo 30% utiliza una PC para sus negocios.

(Fuente: Select)

Entre las empresas que cuentan con una computadora y acceso a Internet predomina el llamado uso blando de las tecnologías, en tanto que el uso productivo es aún incipiente, lo cual produce el efecto denominado paradoja de la productividad , destaca la AMIPCI.

Creemos que no sólo es una cuestión de infraestructura y mayor conectividad, también, es probable que incida la falta de capacitación y cultura entre los dueños de miles de negocios en México. Hay locatarios que ni siquiera tienen un equipo de cómputo.

Aunque la inversión en TIC tiende a crecer en este segmento, sus índices de aumento de la productividad son pequeños. (INEGI). En esta parte, tendría que decir, que la educación y la "evangelización" tecnológica cada vez tomará mayor relevancia donde gigantes como Microsoft, Intel, SAP, entre otros, deberán fortalecer sus estrategias de capacitación en el uso de las nuevas tecnologías.

¿Están conscientes los negocios de todas las ventajas que ofrece Internet para darse a conocer y vender sus productos a un bajo costo?

Parece que no. Su uso se limita a intercambio de correos electrónicos y si tienen un sitio web, dan únicamente información sobre la empresa y sobre sus productos, pero aún no se observa interacción entre clientes y proveedores, una situación esencial en la actualidad, no sólo para saber si se está yendo por un buen camino, sino para conocer qué tipo de innovaciones e inversiones se tienen que hacer en el futuro.

También, el comercio electrónico no ha alcanzado sus niveles óptimos con los recursos actuales en materia de conectividad del país.

Vamos ahora con las cifras de la demanda de TIC’s en México

De acuerdo con la AMIPCI:

La demanda de las TIC en México está distribuida casi equitativamente entre el consumo residencial y organizaciones (empresas y gobiernos).

Se estima que en 2010 el consumo de TICs dentro de las organizaciones (gobierno y empresas) comprenderá 57% del mercado y 43% estará en el área residencial.

El crecimiento sobre la demanda en organizaciones para este año se proyecta en un 10% con un valor aproximado a los 19,000 millones de dólares.

El 30% de la demanda estará concentrado en el segmento PyME con un crecimiento del 12% y un valor para el mercado de 5,879 millones de dólares.

¿Dónde estará la principal demanda del sector Pyme?

Esperando no equivocarme, la veríamos en los servicios de voz móvil, dispositivos personales de acceso (portátil y ultraportátil), herramientas de integración, desarrollo y outsourcing.

¿En qué seguimos usando Internet?

A reserva de darles datos más frescos en el transcurso del día, estas son las cifras que nos revelan cómo se usa esta herramienta en el país.

Las actividades personales predominan en las actividades realizadas en Internet.

En el universo total de computadoras conectadas a Internet en México (11.3 millones) el 51% se ubica en los hogares y el 49% aparece en empresas.

(Estudio AMIPCI 2009: Hábitos de Internet)

De acuerdo a los hábitos de uso, los internautas mexicanos utilizan Internet principalmente sus hogares o cibercafés (82%), en tanto solamente un 19% lo hace en su trabajo

(Estudio AMIPCI 2009: Hábitos de Internet)

El estudio que acaba de presentar la asociación reveló que en 2009 el número de internautas alcanzó los 30.6 millones.

Las Pymes además de incrementar su competitividad, pueden consolidarse con mayor facilidad en sus mercados meta, hacer ventas on-line, comunicarse ágil y rápido con sus clientes y proveedores.

¿Qué les hace falta? Invertir y capacitarse, acercarse a los especialistas en el tema y desarrollar una estrategia digital. Este es el momento.

SIN DUDA NOS FALTA MUCHO POR ANDAR.