México generalmente sale mal librado en los muchos índices que diversas organizaciones elaboran con el fin de comparar la situación que, respecto a un determinado tema, un país guarda con relación a otros.

En este espacio regularmente difundo y comento muchos de estos índices. Ahora me toca escribir sobre uno en el cual nuestro país sale bien librado.

Efectivamente, hace una semana el Council on Foreign Relations (en español: Consejo de Relaciones Exteriores, abreviado en inglés como CFR), una organización estadounidense sin fines de lucro, con sede en la ciudad de Nueva York, especializada en política exterior y en los asuntos internacionales de Estados Unidos, difundió su Women’s Power Index, (en español: Índice del Poder de las Mujeres), el cual “clasifica a 193 estados miembro de la ONU en su progreso hacia la paridad de género en la participación política. Analiza la proporción de mujeres que sirven como jefas de Estado o de gobierno, en gabinetes, en legislaturas nacionales, como candidatas para legislaturas nacionales y en organismos de gobiernos locales, y visualiza la brecha de género en la representación política”.

En este índice, al obtener 57 de 100 puntos posibles, nuestro país ocupa el décimo lugar, detrás de Costa Rica (74 puntos), Suecia (69), Islandia (68), Ruanda (67), Nicaragua (63), Noruega (62), Sudáfrica y Finlandia (ambos con 61), Francia y Andorra (ambos con 60), y Cuba y España (ambos con 58). Es conveniente aclarar que sólo 17 de los 193 países obtienen una calificación superior a 50.

México logra el lugar número 10 porque las mujeres conforman 42% del gabinete presidencial, 48% de las cámaras legislativas federales y 37% de las legislaturas locales.

Ahora bien, a nuestro país le falta seguir avanzando para que las mujeres gocen del mismo poder político que los hombres.

Para empezar, una mujer nunca ha gobernado México, lo cual indica un gran atraso si tomamos en cuenta que 63 países han tenido una jefa de Estado o de gobierno desde 1946 y que 19 países tienen actualmente gobiernos presididos por mujeres.

De los 32 estados, sólo dos son gobernados por mujeres.

En 15 países hay una proporción mayor a 42% en los gabinetes de gobierno nacionales, llegando a 65% en España.

Sólo cuatro países tienen un porcentaje de mujeres mayor al de México en sus legislaturas federales y 18 lo superan en el porcentaje de las que integran sus legislaturas locales.

El avance político de las mujeres mexicanas ha sido posible gracias al empuje y tenacidad de muchas de ellas y también a que se han realizado reformas constitucionales y aprobado leyes que garantizan la paridad de género en los tres poderes de gobierno de la Federación y de los estados de ésta.

Este índice, a diferencia del Índice de la Democracia, no mide el desarrollo democrático de un país, sino “su progreso hacia la paridad de género en la participación política”.

En el Women’s Power Index, México supera a países con mayor desarrollo democrático, pero en donde las mujeres tienen menor participación política, entre ellos: Dinamarca (52 puntos), Alemania (43), Irlanda (35), Reino Unido (31) y al que se ostenta como el líder del mundo libre, Estados Unidos (20).

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.