En dos tiempos. La diferencia en la política. Jorge Hank Rhon fue noticia dos veces en un mismo día. Fue liberado una vez y otra vez, se llevó la de ocho en varios medios. Dos. Alejandro Poiré Romero, flamante vocero presidencial tuvo esas oportunidades. Primero invitó a una conferencia donde echó su rollo sobre bandas delincuenciales y migrantes.

Una hora más tarde, volvió a citar a otra conferencia. Donde hizo oficial la captura de José de Jesús El Chango’’ Méndez, otro de los locos líderes del cártel de La Familia Michoacana. Lo relevante que expresó fue que con esa detención se destruyó’’ esa organización.

¿Cuál es la metodología para sustentarlo?

Falacia. Igual que sus mitos’’. A caso en esos grupos cuando cae uno, no surge otro. Y aun cuando cambien de nombre las operaciones y estructura sigue aceitada y embalada, dado que la cooptación de autoridades sigue siendo la misma.

Don Alejandro Poiré tenía la tribuna, el auditorio y la atención de los medios.

¡Carajo! Es el vocero Presidencial sobre seguridad nacional y no ofreció ningún dato duro de cómo, cuándo y dónde fue detenido el temible evangelista michoacano que ha sembrado el terror en esa linda entidad que sueña gobernar Luisa María Calderón Hinojosa Cocoa’’, hermana del Presidente.

Era el momento para lucir sus dotes de orador, histrión y gesticulador, pero no. Se reservó y dijo que la Policía Federal dará más detalles’’.

Vean en los medios de comunicación en radio, televisión, escritos y cibernautas si el señor Poiré Romero tendrá algún peso en el contenido de lo ocurrido. Lo que no sucedió con Jorge Hank Rhon, que aprovechó su cautiverio de 10 días para dejar en claro que sí el PRI lo llama’’ va por segunda ocasión a buscar la gubernatura de Baja California.

Se sabe que Poiré Romero no pinta ni para nada en cargo popular alguno en las próximas gestas, pero era el momento de poner color a su investidura que le otorgó el Ejecutivo Federal al nombrarlo vocero en la materia que hoy por hoy es la más fuerte, importante y relevante en los medios.

Que es un asesino feroz El Chango’’ Méndez, se sabe. Uno de los orquestadores de los granadazos en la plaza principal de Morelia, también. Dueño de las rutas para el tráfico de drogas naturales y sintéticas, igual.

De su lucha contra sus exsocios como Servando Gómez Martínez La Tuta’’ y Enrique Plancarte El Kike’’ ahora responsables del grupo conocido como Los Caballeros Templarios’’, es de sobra conocido.

Pero sostener que La Familia Michoacana, ese grupo que ha sembrado el terror en la población y va camino a convertirse en los émulos de Los Zetas, de que está destruida le cuelgan, pero le cuelgan... argumentos.

COMMODATO

Ojala me equivoque. Y el enfriamiento del movimiento por La Paz, la Justicia y la Dignidad, no haya perdido fuerza, aún con la infiltración de algunos indeseables y Javier Sicilia logre levantar de nuevo el estandarte de lo que añoran sin presumir unos 80 millones de mexicanos.

Partiendo de que no hay pobres, que los aztecas tienen ingresos de 6,000 pesos con que alcanza para todo y que el salario mínimo es una panacea, como vociferan algunos panistas, algunos de ellos que incluso quieren ser presidentes del 2012 al 2018.

Lo veremos el próximo jueves en el Museo de Antropología en el encuentro Javier Sicilia y Felipe Calderón. Aunque el primer round ya lo gano el Ejecutivo, al ser los integrantes del movimiento quienes anunciaran el encuentro y no la Secretaría de Gobernación.

¿Quién o quienes demandaron? Y ¿Quién escucho? Saque su análisis.