Cada día se comprueba más el daño que va a causar a propios y extraños la administración del presidente de mayor edad y de ideas más retrógradas que haya tenido Estados Unidos en su historia. Así como se dice que hay que pensar global y actuar local, Donald Trump piensa local y actúa personal.

El gobierno de Obama comenzó en el 2009 a ofrecer una página en español en el portal de Internet de la Casa Blanca. También creó sitios en español en las redes sociales de Twitter y Facebook, los cuales en el primer día de la administración de Trump fueron eliminados.

Inclusive todos los discursos, documentos y temas relacionados con el periodo gubernamental del presidente Barack Obama, así como aproximadamente 30 apartados individuales tales como Mujeres, Tecnología, Cuba, Derechos Civiles y otros como el referente a la política sobre el cambio climático, también la de los derechos de la comunidad homosexual, lésbica y transgénero, han sido desaparecidos en el primer día de gobierno del ignaro y atrabiliario hombre anaranjado.

El sitio de la Casa Blanca ofrece ahora enlaces con el título Plan de energía América Primero , Política exterior de América Primero , Recuperación de empleos y Crecimiento , Fortalecimiento de Fuerzas Militares y otros. No dude usted que dentro de poco nos enteremos de que en dicho portal también aparecerán anuncios de los productos Trump: trajes, corbatas, muebles, vino, agua embotellada y, por supuesto, la especialidad de la casa: desarrollos inmobiliarios y clubs de golf; además contendrá un anuncio indispensable para los tiempos que se avecinan: Se solicitan albañiles que hablen inglés .

El periódico español El País, por conducto de Silvia Ayuso, comentó: Donald Trump ha dado otro portazo a la comunidad hispana de Estados Unidos, la primera minoría del país. Además de no contar con ningún hispano en su gabinete, algo que no sucedía desde hacía casi 30 años, el nuevo equipo en la Casa Blanca ha cerrado las cuentas en español que el gobierno tenía en las redes sociales. Por el momento, carece de un interlocutor directo para temas hispanos, como sí lo tuvo la administración Obama. La Casa Blanca ya es sólo la White House .

Al despojar el idioma español el segundo más hablado en el mundo del portal de Internet de la Casa Blanca, Donald Trump demuestra una falta de respeto hacia 560 millones de personas que hablamos español en el planeta y, de manera especial, hacía 52 millones de hablantes en español que, a querer o no, viven en Estados Unidos.

Darío Villanueva, director de la Real Academia de la Lengua Española, consideró la abolición del español en la página de Internet del gobierno de Trump como un gesto muy significativo y negativo con el que se cumplen las previsiones más negativas de la nueva era que se inicia en Estados Unidos .

El canciller español, Alfonso Dastis, advirtió: Aunque la gestión de la web es una cuestión interna de la Casa Blanca, sí lamentamos la supresión de la versión española; no es buena idea renunciar a un instrumento de comunicación. Somos partidarios del diálogo y cuantos más medios haya mejor nos parece .

Para el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, se trata de un gesto simbólico pero grave porque Trump es el presidente de todos los estadounidenses y hay 18% de la población que habla español .

Seguramente él sólo piensa en grandes negocios, buenas nalgas y joder a México, no necesariamente en este orden , el nuevo presidente estadounidense ignora a los escritores en español que han ganado el Premio Nobel de Literatura: José Echegaray (1904), Jacinto Benavente (1922), Gabriela Mistral (1945), Juan Ramón Jiménez (1956), Miguel Ángel Asturias (1967); Pablo Neruda (1971), Vicente Aleixandre (1977), Gabriel García Márquez (1982), Camilo José Cela (1989), Octavio Paz (1990) y Mario Vargas Llosa (2010).

En su ignorancia infinita, don Donald no sabe que la novela considerada mundialmente madre del género, Don Quijote de la Mancha, fue escrita en español por don Miguel de Cervantes Saavedra; que el Siglo de Oro de las letras hispánicas produjo prodigiosos escritores como el mencionado Cervantes, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, Garcilaso de la Vega, Lope de Vega, Pedro Calderón de la Barca, Santa Teresa de Jesús, Fray Luis de León, Gómez Suárez de Figueroa, apodado inca Garcilaso de la Vega y los novohispanos Juan Ruiz de Alarcón y Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros.

Pongo punto final con un fragmento satírico poético de don Francisco de Quevedo que pienso encaja con el tema: No he de callar por más que con el dedo, / ya tocando la boca, o ya la frente, / silencio avises, o amenaces miedo. / ¿No ha de haber un espíritu valiente? / ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? / ¿Nunca se ha de decir lo que se siente? / hoy, sin miedo, que, libre, escandalice, / puede hablar el ingenio, asegurado /de que mayor poder le atemorice. / En otros siglos pudo ser pecado / severo estudio y la verdad desnuda, / y romper el silencio el bien hablado. / Pues sepa quien lo niega y quien lo duda, /que es lengua la verdad de Dios severo, /y la lengua de Dios nunca fue muda .

elprivilegiodeopinar@eleconomista.com.mx