¿Fake news? A finales de la semana pasada, desde San Lázaro, brotó una lista con “propuestas para diputados federales por representación proporcional” que provocó reacciones furibundas entre la cúpula priista.

La autoría de ese listado —creyeron algunos— estuvo en las oficinas del coordinador de la bancada tricolor en la Cámara Alta, Emilio Gamboa Patrón. Y bien podría serlo, pues al menos ocho integrantes del grupo parlamentario darían el brinco a la Cámara de Diputados.

El documento —seis páginas de una hoja de cálculo— claramente indica que fue elaborado a las 8:30 horas del pasado 20 de enero. Entonces todavía estaba en el PRI el senador Miguel Ángel Chico, quien aspiraba a la candidatura a gobernador de su natal Guanajuato. El CEN del PRI —luego sería púbico— le ofrecería una pluri segura, como compensación.

El desdoro nunca se planea. Chico nunca pudo hablar con Enrique Ochoa Reza y se enteró de que la designación recaería en su compañero de bancada, Gerardo Sánchez, que lo invitó a su toma de protesta como candidato a la gubernatura.

Gamboa Patrón ha sido un buen pastor, desde que encabezó la formación tricolor en San Lázaro, en el 2009. Esta vez, Ivonne Álvarez, Verónica Martínez Espinosa, Ernesto Gándara Camou, Miguel Romo Medina, Teófilo Torres Corzo, Raúl Pozos y Arturo Zamora cambiarían su escaño por una curul, por la vía plurinominal. Mejor, imposible.

En el PRI identificaron que esa versión de las “propuestas” de pluris —también contiene la lista nacional para el Senado— fue elaborada en la oficina del mandamás cenopista. ¿Pruebas? La inclusión de Stephany Alejandra García Vilchis y José David Alfaro Pagaza, dos de los cuadros más cercanos a Zamora Jiménez.

A juzgar por la reacción del CEN, algo de cierto tendrán esas listas. Pero también por los nombres de los generales que llegarían a San Lázaro. Entre los prospectos están el actual subsecretario Noé Sandoval Alcázar, y los altos mandos en retiro, Mario Marco Antonio González Barreda —ex inspector y contralor de la Sedena–, Luis Arturo Oliver, ex oficial mayor, y los ex subsecretarios de la Defensa Humberto Antonio Guillermo Aguilar y Virgilio Méndez Bazán. Todos, propuestos por el presidente de Unidad Revolucionaria, Fausto Manuel Zamorano Esparza, quien también figura en la lista.

Ninguno de los militares antes mencionados mereció tirrias u objeciones, como sí lo concitaron la joven legisladora queretana María Alemán Muñoz Castillo y Jorge Alberto Bribiesca Sahagún —hijo de la ex primera dama y vocera del foxismo—, quienes entrarían, a propuesta de Nueva Alianza.

El borrador de las listas comprobaría que el chapulineo no murió, como intentó un sector priista en noviembre pasado, durante la Asamblea Nacional. Y por el contrario, daría señales de la sacudida en ciernes, dentro del gabinete peñista.

Y es que el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz, dejaría Los Pinos tres meses antes del cambio de poderes para irse, como diputado federal. Otros funcionarios federales —Héctor Gutiérrez de la Garza (Inifed), Guillermo Ruiz de Teresa (Puertos) y Jorge Juraidini (Telecomm)— serían sus compañeros de bancada.

Hay presencias prístinas, como las del exgobernador de Tamaulipas, Manuel Cavazos Lerma, y del ex dirigente cenecista Augusto Gómez Villanueva, quien sería el decano de la legislatura y uno de los meadeadistas más asentidos. Y también, algunos bloques delineados: Jorge Francisco Márquez Montes y René Juárez Cisneros, cercanos a Miguel Ángel Osorio Chong; Cynthia López Casto, Mauricio López y Héctor Gómez Barraza, adeptos de Aurelio Nuño.

A San Lázaro llegarían —de acuerdo con esa versión— Andrés Massieu Fernández y Humberto Benítez Treviño. Ambos regresarían a la política activa luego de un prudente reposo. ¿Las sorpresas? El empresario mexiquense Roberto Alcántara Rojas y el abogado hidalguense Luis Jaime Osorio Chong.

Esa versión de las listas incluía a Lía Limón y Mónica Aspe como candidatas al Senado, por lista nacional. Las reacciones en contra fueron múltiples y extendidas.

Los supuestos listados —circulada primero en redes sociales y retomada por “algunas plataformas de comunicación” son claramente inconsistentes y carecen de valor, refutó el CEN priista. Reacción tardía a la difusión profusa de una lista en Excel que de plano fue catalogada como falsa. Una semana antes, con igual amplitud, circuló un archivo .PDF con la notificación del presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, José Rubén Escajeda Jiménez, remitida por Abraham Güemes vía estrados electrónicos, para aquellos militantes seleccionados para representar al PRI en la elección del próximo 1 de julio.

El anexo de la notificación contempla 51 nombres de candidatos al Senado y 248 a la Cámara de Diputados con el derecho de acudir a promover su registro y entregar la documentación que posteriormente será remitida a la autoridad electoral. Ni la militancia ni los medios de comunicación —enfatizó— deben dejarse engañar por estos “intentos de desinformar”, característicos de éste y otros procesos electorales.

Una vieja versión de los listados exhibió la intensidad de la disputa al interior del PRI por la integración de las candidaturas pluris. A finales de febrero, las propuestas para San Lázaro incluían a figuras prominentes del gabinete, entre ellas Gerardo Ruiz Esparza, José Calzada Rovirosa y José Narro Robles.

Las curules de Luis Miranda y Enrique Ochoa Reza seguían en suspenso. ¿O también eso es fake news?

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.