En el foxiato, Javier Usabiaga alcanzó el rango de figura nacional. Por designio de su socio –sin importar el conflicto de interés–, El Rey del Ajo se convirtió en Secretario de Agricultura del gobierno panista. El empresario celayense, en la función pública, tuvo un desempeño mejor del esperado. En la política electoral, por el contrario, ha corrido con poca suerte. Salvo las dos ocasiones que ha sido Diputado federal, ha fracasado en la búsqueda de la candidatura del PAN al gobierno de Guanajuato. Así le pasó en el 2005, cuando dejó la titularidad de la Sagarpa para competir en la interna blanquiazul. Y así le pasó a principios del año, cuando participó en el Pacto de la Loma y se opuso a la nominación de Miguel Márquez. A punto de cumplir 73 años, Usabiaga era Diputado federal y quería la candidatura, pero no era tan popular como el exsecretario de Salud, José Ángel Córdova, o el actual alcalde de León, Ricardo Sheffield, o el ahora diputado federal Luis Alberto Villarreal, quienes iban en contra de los designios del exgobernador Juan Manuel Oliva y del Yunque.

El Rey del Ajo es un genio para los agronegocios y un apasionado de la política. Y cuando se retiró de la contienda panista, apenas si tomó un breve descanso para regresar a San Lázaro y preparar su siguiente nominación, ahora por la Presidencia del Consejo Nacional Agropecuario.

Una buena idea, pésimamente ejecutada. El estatuto del organismo que aglutina a los industriales agrícolas del país establece que sus dirigentes nacionales no deben ejercer un cargo de elección popular. Para cuando se publicó la convocatoria para elegir al sustituto de Juan Carlos Cortés, actual presidente del organismo, Usabiaga aún ocupaba la Presidencia de la Comisión de Desarrollo Rural de la LXI Legislatura federal y no pudo inscribirse.

¿Albazo al Rey del Ajo? La política en el medio empresarial suele ser igual o más ruda que la partidista. Y en el CNA, la disputa por la directiva alcanza proporciones prosaicas. En la pasada renovación de la dirigencia del organismo, Cortés derrotó por la buena a Juan Habermann, el favorito del presidente saliente, Jaime Yezaki, y representante de los productores pecuarios. En la campaña, enfrentó una campaña negra que buscaba minar su autoridad.

No es un productor primario, no nos va a entender , se quejaban de Cortés, quien entonces estaba al frente de Protección Agropecuaria, la única empresa especializada en seguros agropecuarios. La información era falsa, pues su familia paterna trabajaba un rancho cafetalero en la Sierra Norte de Puebla. Otra información que entonces circuló, nunca tuvo respuesta: decían que lo habían protegido el exgobernador de Sonora, Eduardo Bours, y el mandamás de Maseca, Roberto Hernández.

Lo que haya sido. Antes despreciaron a Cortés. Y ahora, nuevamente lo hicieron, con la frustrada nominación de Usabiaga. El Presidente saliente del CNA ha roto su promesa de no intervenir en la elección para respaldar la nominación de su vicepresidente de comercio exterior, Benjamín Grayeb, quien cuenta con una empresa proveedora de refacciones para California Avocado, la principal aguacatera de México.

Grayeb enfrenta los mismos cuestionamientos que Cortés. Y compite por la Presidencia del CNA con Álvaro Ley, presidente de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado. En un gremio de apenas 200 socios, donde el peso de los fundadores es monumental, ser integrante de una de las familias más reconocidas de Sinaloa parece ser una ventaja. Nuevamente, se enfrentan productores primarios contra los nuevos.

Esta vez, sin embargo, Juan Carlos Cortés va contramarea. Algunos nunca le perdonaron haber roto el cacicazgo de los pecuarios. Otros tampoco le perdonan su insolencia con el secretario de Economía, Bruno Ferrari, ni haberle cerrado el paso a Usabiaga. Sólo su nexo con el peñismo podrá salvar su proyecto

EFECTOS SECUNDARIOS

RENUNCIAS. Exvocera del gobierno de Tlaxcala, exdiputada federal electa en Villahermosa, excandidata del PRD en su natal Teapa, Mónica Fernández Balboa puso fin a una militancia de casi 15 años dentro del partido del sol azteca para –de acuerdo con la carta que envió a Jesús Zambrano– participar en la construcción de una nueva opción que modernice a la izquierda, reivindique las causas sociales y ponga siempre por delante a la democracia y la justicia . A sus amigos, Fernández dijo que no se trata de ningún tipo de fanatismo hacia Andrés Manuel López Obrador. No hay dioses en el trabajo político, pero sí hay liderazgo y calidad moral . ¡Órale!

EXTENSIÓN. Pasadas las elecciones, el vicepresidente de Comercialización de Televisa, Alejandro Quintero, fue víctima del fuego amigo.

Versiones nunca confirmadas lo ponían fuera de la empresa, después de un presunto pleitazo con Bernardo Gómez. Ayer, se le vio de lo más tranquilo en la inau­guración del noveno seminario sobre mercadotecnia convocado por la televisora de San Ángel, al lado de Emilio Azcárraga, quien presumió sobre la fortaleza de su empresa. En estos últimos años, explicó, ha expandido su infraestructura de distribución, con la ampliación de su red de televisión por cable, la conformación de la segunda red de fibra óptica más grande de México y su reciente incursión en el mercado de la telefonía celular. Estos esfuerzos recientes nos convierten en el principal proveedor de cuádruple play en México , dijo Azcárraga Jean.