En la primera parte se dieron a conocer aspectos técnicos y socioeconómicos de la producción y mercado del piloncillo. Ahora destacaremos las acciones que FIRA emprende en coordinación con las organizaciones de productores e industrias de la región para promover el uso de tecnologías basadas en la inocuidad, innovación y calidad en la producción del producto así como una alternativa de diversificación, por la que han optado algunas empresas

Como parte de las prioridades de FIRA, entidad que coordina la banca de desarrollo de la SHCP, impulsa el financiamiento integral a productores con proyectos viables que no cuentan o tienen acceso insuficiente al crédito, haciendo énfasis en los segmentos de la población prioritaria.

La mayoría de los piloncilleros pertenece al sector social, pero éstos se han venido organizando, una muestra es la Integradora de Piloncillo de la Huasteca, SA de CV, conformada por 303 socios, que, con el objetivo de ofertar un producto de calidad, han ido mejorando los rendimientos y cosecha a través de buenas prácticas de producción y de transformación, mediante la renovación de los trapiches, estándares exigidos de manufactura e higiene.

La integradora apoya en el acopio y la comercialización de piloncillo en varias presentaciones, fungiendo como parafinanciera al solicitar líneas de crédito para dispersar recursos a sus socios y a otros 300 productores de la región desde el 2013.

La SPR Tanquinel, con dos años de funcionamiento industrial, para la zafra 2016/2017 habilitará, además de sus socios, a 300 productores de la región, para alcanzar una producción de 3,720 toneladas de piloncillo. La comercialización del producto será de 50% exportación a los EU y Canadá y el otro 50%, al mercado nacional.

Esta empresa ha sido apoyada por FIRA desde el 2011, con líneas de crédito para la ganadería y, ahora, para la producción de piloncillo.

La empresa Cría Engorda Compraventa de Ganado ha obtenido crédito con recursos FIRA para la construcción de una planta productora de piloncillo, la cual tendrá una capacidad de molienda de 110,000 toneladas de caña por zafra y una producción de 10,230 toneladas de piloncillo, generando 80 empleos directos.

En San Luis Potosí existen cuatro ingenios: Alianza Popular, Plan de San Luis, Plan de Ayala y San Miguel del Naranjo. En cada zafra se deja de cosechar alrededor de 15,000 a 20,000 toneladas por ingenio, por lo que las industrias de piloncillo son una alternativa para aprovechar las toneladas de caña quedada y evitar así los costos generados a la masa común por el pago de caña y la calidad de la misma al industrializarla a tiempo como piloncillo.

Como verán, el piloncillo es un producto que activa el desarrollo económico de la región, pero también un catalizador para inducir la diversificación de otras actividades productivas.

*Araceli Acosta Gómez es Especialista de la Residencia Estatal San Luis Potosí y Liliana Sánchez Cortés, promotora en la Agencia de Ciudad Valles, San Luis Potosí. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

[email protected]