La noticia es que la Controladora Mexicana de Aeropuertos (CMA), a través de su asesor legal, Vicente Corta, del despacho White and Case, ya solicitó formalmente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que encabeza Juan Molinar Horcasitas, que exija a la empresa española Aena poner a la venta sus acciones, equivalentes a una tercera parte de Aeropuertos Mexicanos del Pacífico (AMP) y 5% de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).

En paralelo, CMA interpondrá una acción legal por falsedades en contra de Jorge Sales, quien venía desempeñándose como Director General, y en contra de quien resulte responsable.

Desde el punto de vista del abogado Corta, la acción legal podría derivar incluso en una pena corporal, es decir que Sales podría ir a la cárcel. Para ello se requiere una opinión de delito del órgano regulador del sistema financiero, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que preside Guillermo Babatz.Y luego procedería que se le aplique la Ley del Mercado de Valores que prevé pena corporal para quienes violen esa legislación.

Sales funge como Director de GAP y es el responsable de la difusión de información falsa -desde el punto de vista de los inversionistas nacionales- y de los relevos de los integrantes del Consejo, considerados también irregulares.

Hay que recordar también que en los últimos días, Laura Díez Barroso Azcárraga -cabeza del grupo de inversionistas nacionales- fue desconocida por los socios extranjeros como Consejera Propietaria y Presidenta del Consejo de GAP. Ello a pesar de que en la asamblea de GAP del 27 de abril de este año había sido ratificada.

Díez Barroso habría sido relevada por Demetrio Ullastres, a quien en tono sarcástico lo conocen en la esquina contraria, como El Usurpador.

Se han realizado una serie de movimientos en el seno del Consejo de Administración para cambiar a varios de los consejeros independientes, para colocar gente cercana a los inversionistas españoles. Sales de hecho venía jugando un doble papel, porque al mismo tiempo que fungía como directivo de la empresa mexicana, también se desempeñaba como directivo de Aeropuertos de la empresa española Abertis.

CMA es el socio estratégico de las españolas Aena -empresa gubernamental de España- y Abertis, compañía privada.

CMA acusa a Aena y Abertis de coludirse en contra de sus socios mexicanos, para hacerse por la fuerza del control absoluto de la compañía.

En consecuencia, CMA acusa a sus socios de violar la Ley del Mercado de Valores, por la difusión de información falsa y la realización de actos irregulares y contrarios a los estatutos de la compañía.

También acusa a Aena de violar la ley de aeropuertos que prohíbe expresamente que un gobierno extranjero participe de manera directa en los aeropuertos nacionales.

Sin embargo, lo que también es cierto, es que Aena y Abertis venían controlando de hecho al Grupo Aeroportuario del Pacífico. Y ha sido hasta que chocaron por el pago de un dividendo de 1,000 millones de pesos y la reducción de capital por 900 millones de pesos, cuando se acrecentó la confrontación entre los socios.

Por cierto que el dividendo ya fue pagado a los accionistas en días pasados.

En tanto que la reducción del capital por 900 millones de pesos, todavía no se realiza y la CMA ya exigió que tales recursos sean reservados.

La cosa está que arde.

Demaseca, ¿crónica de una expropiación?

El presidente de Venezuela, Hugo Chavez, decretó la ocupación temporal de la empresa mexicana en ese país Demaseca, de Roberto González Barrera, lo que para muchos no es otra cosa más que el paso previo para la expropiación de la compañía mexicana de alimentos.

Y es que apenas hace unas semanas, el mismo gobierno chavista tomó exactamente el mismo camino, es decir aplicó primero una ocupación temporal y al final, aplicó la expropiación de Monaca, también del empresario González Barrera.

La ocupación temporal de Demaseca sin duda representa una dificultad más para la negociación diplomática por la que ha optado González Barrera con el gobierno venezolano.

Sin embargo, el empresario mexicano está convencido de que puede lograr más por la vía del diálogo y la negociación que por la vía de la confrontación.

A ver.