Concesionaria Mexiquense (Conmex), operadora de la vialidad Circuito Exterior Mexiquense, solicitó a los dueños de dos bonos dispensas en relación al reconocimiento de capital.

La compañía, filial de la concesionaria de infraestructura Aleática, pretende que ciertos pagos de derechos de vía e inversiones de capital adicionales, así como trabajos de construcción, sean reconocidos como capital invertido de conformidad con el título de concesión.

La solicitud va dirigida a los dueños de los bonos preferentes garantizados UDI con tasa de interés de 5.95% y vencimiento en 2035, así como los de los bonos preferentes garantizados de cupón cero con vencimiento en 2046.

Por su parte, los propietarios de los certificados bursátiles que cotizan con la clave de pizarra CONMEX14U revisarán en asamblea la resolución de los consentimientos solicitados.

La solicitud vencerá, salvo que Conmex decida extenderla, a las 16:00 horas, tiempo de Londres, del 6 de agosto y la compañía requerirá el voto favorable de más del 66% de sus acreedores preferentes y más del 50% de los tenedores del monto principal de los bonos.

Como incentivo la empresa ofrece a los bonistas que den su consentimiento a la solicitud un pago en efectivo equivalente a 1.5 Unidades de Inversión (UDIs) por cada 1,000 UDIs del principal de los instrumentos.

KIO Netwoks, un proveedor mexicano de centros de datos y otras tecnologías de la información, llegó a un acuerdo para vender el total de su participación a I Square Capital, una firma de inversión en infraestructura global, lo que representa una de las mayores desinversiones de la familia Aramburuzabala desde la venta de su interés en Grupo Modelo.

El accionista de control que encabezó el acuerdo fue Tresalia Capital, el vehículo a través del cual la familia Aramburuzabala realiza sus inversiones y el cual es dirigido por María Asunción. La transacción concluirá tan pronto cumpla condiciones habituales de cierre, entre ellas las aprobaciones gubernamentales.

Para I Square Capital, KIO Networks representa el activo ancla en la estrategia de infraestructura digital de México y Centroamérica. 

Coca-Cola FEMSA Brasil adquirió 20 unidades del recién lanzado camión ligero 100% eléctrico e-Delivery, de Volkswagen Camiones y Autobuses. La compra de las unidades del modelo de 14 toneladas forma parte de la estrategia de movilidad sustentable de la empresa, que tiene como objetivo reducir el impacto en el medio ambiente de la distribución de bebidas.

Con una autonomía promedio de 100 km, los camiones que operarán en la ciudad de São Paulo en los centros de distribución de Jurubatuba, Macro CD, Ipiranga y ABC, permitirán que Coca-Cola FEMSA Brasil deje de emitir 12.6 toneladas de dióxido de carbono por año, un impacto equivalente a la plantación de 2,232 árboles.

Las recargas serán realizadas durante la noche, por medio de cargadores instalados por el proveedor en los centros de distribución y la capacitación de los conductores será llevada a cabo por la propia Volkswagen.

Entre las metas de sustentabilidad de la empresa se encuentran la reducción de 28% en las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030 (con relación al 2015).

Walmart, el gigante de supermercados con sede en Estados Unidos, exigirá a sus trabajadores en ese país que estén vacunados antes del 4 de octubre, así como el uso de mascarillas en lugares públicos cerrados, a medida que se propaga la variante Delta.

Para incentivar la vacunación, la minorista incluso dobló su incentivo de 75 dólares a 150 dólares para que los trabajadores en tiendas, clubes, oficinas de transporte, centros de distribución y centros logísticos se vacunen.

Walmart no es la única empresa en Estados Unidos que está exigiendo a su trabajadores que estén vacunados, a la medida también se suma la empresa de entretenimiento Disney, la tecnológica Google y la empresa de redes sociales Facebook, mientras que Apple retrasó su regreso a oficinas hasta octubre.

Médica Sur llegó a un acuerdo con la firma especializada en diagnóstico clínico Synlab International para venderle su subsidiaria Laboratorio Médico Polanco.

La transacción, cuyos detalles financieros no fueron dados a conocer, está sujeta a la aprobación de los dueños de la compañía en asamblea y la autorización por parte de la Comisión Federal de Competencia.

Laboratorio Médico Polanco es una cadena  de servicios de exámenes médicos que la cotizada en Bolsa adquirió en 2016 en una operación valuada en 1,700 millones de pesos.

Los ingresos por los laboratorios involucrados en la transacción en 2020, incluyendo los relacionados con la pandemia de Covid-19, ascendieron a 1,300 millones de pesos.