No hay duda que la decisión radical del conglomerado holandés Philips de desvincularse de su negocio histórico de la iluminación y enfocarse exclusivamente a la tecnología de la salud ha mostrado ser totalmente acertada.

Eso fue en 2015, y a 4 años de ello, su crecimiento mundial va veloz. Ya antes -entre 2008 y 2012- había dejado de producir televisores y equipos de audio y video. Hoy sus resultados no le hacen más que reafirmar la misión de continuar con desarrollos de tecnología centrada en atención a la salud de las personas e incorporando lo último en herramientas digitales como inteligencia artificial o realidad virtual y aumentada.

Para su negocio en México ese enfoque no pudo haber sido más oportuno. César Carrasco tomó la dirección general de Philips en 2017, y desde entonces, viene creciendo a doble dígito. En 2018 su expansión en el mercado mexicano alcanzó el 20%; para 2019, con todo y el freno previsto por el cambio de administración en el Gobierno, sí ha visto reducir la actividad, pero aún así su expansión en ventas sostiene el doble dígito. Pocas empresas hoy pueden decir eso.

En la reciente licitación del IMSS -la única de este año para comprar equipo médico-, a Philips le fue asignado todo lo de cardiovascular, ámbito en el que la empresa holandesa se ha encumbrado como líder cubriendo la mitad del mercado en todo el mundo. Tal liderazgo lo afianza en su alianza con Microsoft con quien está desarrollando una plataforma para terapia arterial guiada por imágenes.

Las gafas Hololens de realidad mixta en intervenciones cardiovasculares permiten visualizar la cirugía del futuro con procedimientos mínimamente invasivos donde los médicos ven virtualmente el mapa arterial del paciente y mediante gráficas le guían para colocar stents o marcapasos con la mayor precisión. Todo esto Philips lo está desarrollando en su centro tecnológico principal en la ciudad holandesa de Eindhoven, aunque tiene otros en Israel, Alemania y Francia.

Las especialidades médicas en que están sostenidos los 3 pilares de la estrategia de Royal Philips -Cardiología, Radiología y Oncología- hacen total sentido para las necesidades del sistema de salud mexicano. Carrasco nos comparte que en cada caso buscan aportar valor integrando sus soluciones de informática mediante alianzas institucionales con sector publico y privado, sin perder de vista el propósito de empujar un mayor acceso a la salud.

La inteligencia artificial, por ejemplo, la aplica en su sistema de patología digital que permite en una placa detectar y contabilizar 100% de las células e identificar patrones mucho mejor que el ojo humano.

Es en estos casos casos cuando surge la pregunta de si las máquinas sustituirán al trabajo humano, pero aquí es claro que no, pues lo que este super escáner hace es facilitar al patólogo su trabajo y ayudarle a lograr diagnósticos más precisos. Nunca va a suplirlo.

Esta solución de avanzada de Philips ya está en el Hospital de Pediatría del IMSS en la ciudad de México, y recién lo adquirió también una empresa que abrirá un centro especializado en servicios digitales de patología.

Otro es el PET digital que detecta en órganos lesiones desde 3 milímetros (frente a los 10 mm que detecta el PET análogo) y el cual ya está instalado en Hospital Ángeles Pedregal y Ángeles Interlomas.

La visión de Philips es generar equipos médicos no sólo para diagnosticar, sino ecosistemas de tecnología interconectada para ser más preventivos y ayudar a una medicina más efectiva para que las personas tengan pronta recuperación.

Junto con sus competidores, la alemana Siemens y la estadunidense GE, se reparten el mercado de equipamiento médico que asciende en México a varios cientos de millones de dólares, y en menor medida algunas asiáticas como la japonesa Toshiba y marcas de China.

[email protected]

Twitter.com/MaribelRCoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.