El 2018 supondrá diversos retos económicos y políticos para nuestro país. A esta situación se agrega también la compleja situación entre Estados Unidos (EU) y otras potencias internacionales, como China y la Unión Europea, entre las que existe una tensión comercial que podría traducirse en una importante volatilidad en el mercado accionario doméstico e internacional

Por lo anterior, establecemos perspectivas sectoriales que descansan sobre un escenario base (que consideramos más probable), en el cual se ejercería una renegociación del TLCAN; la política monetaria en nuestro país se mantendría restrictiva. La incertidumbre política es moderada y el tipo de cambio oscilaría entre 19-21 pesos por dólar al cierre de año.

El sector comercial mostraría un año moderado con un desempeño desigual tanto en el calendario como en el tipo de comercio. La primera mitad del año tendría un mayor dinamismo por el periodo electoral y el gasto que esto conlleva, con una consecuente desaceleración en la segunda mitad del año. Por otra parte, el comercio discrecional sería más afectado que el comercio básico. De esta manera, en un escenario base, se prefieren las empresas del sector autoservicios como WALMEX y de consumo frecuente como FEMSA.

La mayoría de las empresas del segmento de alimentos y bebidas llevaron a cabo adquisiciones que podrían beneficiar durante el 2018; tal es caso de Bachoco (Albertville Quality Foods) y AC (Southwest Beverages).

Creemos que las empresas de telecomunicaciones móviles seguirán experimentando un bajo crecimiento en términos de suscriptores. El negocio de datos se mantendrá al alza, impulsado por una mayor penetración de smartphones y un mayor uso del Internet. Esto significa que los ingresos del sector seguirán aumentando a tasas modestas. Creemos que el margen de AMX mejorará ligeramente ya que la empresa fue autorizada a cobrar tarifas de interconexión de nueva cuenta desde principios del año.

En el segmento de telefonía fija, anticipamos un nulo crecimiento en el número de líneas instaladas, exceptuando los operadores de TV por cable. Las tarifas se mantendrán a la baja. En TV abierta, los ingresos de las empresas del sector crecerán por la transmisión de la Copa Mundial de futbol.

El sector vivienda mostraría resultados positivos e impulsados por la sólida demanda hipotecaria y el avance en los precios de la vivienda en todos los segmentos: interés social, medio y residencial. Proyectamos que las empresas bien capitalizadas en el mercado (ARA, CADU, JAVER y VINTE) reflejarían estabilidad en márgenes y rentabilidad. Anticipamos que los ingresos consolidados de estas empresas incrementarían cerca de +10% a/a.

Las estrategias del sector se enfocarían en una mejor mezcla de ingresos que implicaría inclinarse hacia los segmentos de interés medio y residencial.

Los fibras se mantendrían presionados en el mercado por el efecto en las tasas de interés y del desenlace del TLCAN.

No obstante, proyectamos que las tasas de ocupación se mantendrían en niveles altos en todos los segmentos de arrendamiento, acompañado del crecimiento de los portafolios dada la liquidez del sector por las recientes emisiones de capital y deuda.

En el sector bancario, proyectamos una presión en el crecimiento de cartera, la cual se compone principalmente de préstamos comerciales. La estrategia de captación será clave para conseguir incrementos en márgenes. Si bien los bancos grandes ostentan la ventaja de tener la habilidad de poder captar y retener depósitos de bajo costo, consideramos que los bancos regionales se muestran con mejores perspectivas, como el caso específico de BBAJIO y GFREGIO, bancos muy enfocados en el crédito comercial.

En la minería, estimamos que los precios de los principales metales industriales, como el cobre y el acero, se mantengan en altos niveles. Las empresas participantes en este sector muestran ventas dolarizadas, lo que beneficiaría en un entorno volátil del tipo de cambio a lo largo del año. Es importante señalar que en los metales preciosos, como el oro y la plata, el efecto monetario podría incurrir en una tendencia en precios divergente a la esperada en los metales industriales; sin embargo, empresas como Peñoles podrían fungir como activos de cobertura ante la situación geopolítica actual.

Para mayor información sobre nuestras empresas favoritas, consultar nuestro sitio de Internet: www.signumresearch.com

*Armando Rodríguez es gerente de Análisis de Signum Research.