El candidato triunfador Andrés Manuel López Obrador ofreció en su discurso de festejo en el zócalo capitalino aumentar al doble, desde el primer día de su gobierno, la pensión para las personas mayores y garantizar una pensión universal que incluya a los pensionados del ISSSTE e IMSS y a las personas discapacitadas pobres y adultos mayores.

La oferta, sin duda, es muy atractiva en términos sociales. Habrá que ver de qué forma se llevará a cabo. Es decir, de dónde se fondearán tales recursos y por cuánto tiempo sería sustentable.

La oferta de López Obrador la hizo al calor de la celebración y posteriormente matizó, en una entrevista televisiva.

Aclaró que a lo que él se refirió al mencionar que duplicará la pensión de las personas adultas mayores es a que en muchos estados de la República reciben la mitad, por eso es que en tales entidades la duplicará.

Oferta costosa

Para el director de la consultoría Tendencias, Carlos López Jones, la oferta del candidato triunfador, es muy costosa.

Refiere que México tiene hoy 15 millones de adultos mayores. Si a cada uno se le da 1,500 pesos al mes, por 12 meses, sumarían 270,000 millones de pesos para el 2019, el primer año de gobierno de López Obrador.

Para el 2024, se calcula que la población de adultos mayores será de 20 millones de personas. Si se decidiera dar 1,500 pesos a cada uno, sumaría un total de 360,000 millones de pesos.

Los números son impresionantes y la pregunta inevitable es: ¿de qué fuente provendrán los recursos para cubrir el aumento en monto económico y segmentos de población beneficiaria?

Sistemas de reparto

Hay que recordar que el problema de las pensiones en México es muy importante en la medida en que existen una gran cantidad de instituciones, entidades públicas, gobiernos estatales y universidades que no cuentan con las reservas para atender las pensiones de sus trabajadores.

Los sistemas de pensiones del sector público cada vez representan una mayor presión para las finanzas públicas del país.

De hecho, el pago de las pensiones representa uno de los rubros que mayor peso tienen en las finanzas públicas.

La mayoría de los sistemas de pensiones se basa en el esquema de reparto, es decir, el gobierno es el que financia las pensiones con los recursos que se obtienen del cobro de impuestos.

En un análisis reciente de Afore Principal titulado Las Pensiones de los Sistemas Públicos de Reparto: ¿la próxima crisis en México? revela que, en el 2017, el gasto público destinado para el pago de pensiones representó 12.5% del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y 3.5% del Producto Interno Bruto.

Para el 2022, se calcula que el requerimiento para el pago de pensiones alcanzará un monto de 4.4% del Producto Interno Bruto.

El pago de las pensiones al cierre del 2017 fue de alrededor de 720,000 millones de pesos, cantidad que representó aproximadamente 90% de lo que se recaudó por IVA.

El pago de las pensiones de los sistemas de reparto es uno de los fardos más importantes que limitan al PEF.

El otro fardo es el pago de la deuda pública.

Pero el de las pensiones es una bomba de tiempo que el experto en el tema de pensiones Pedro Vázquez Colmenares advierte que en algún momento podría estallar si no se atiende.

Afore, el reto

Hay otra vertiente del mismo problema pensionario en México.

El régimen de pensiones privado, es decir, el que administran las afores.

Ha sido un éxito en muchos sentidos, pero no deja de ser un riesgo el hecho de que la aportación que ronda 6% actualmente redundará en apenas 30% de los salarios de cotización de los trabajadores, durante sus vidas productivas. El problema está a la vuelta de la esquina en la medida en que en el año 2021 se cumplirá el plazo de 1,250 semanas previsto para que se jubile la primera generación de trabajadores bajo este esquema.

En Chile, muy recientemente, se registró un conflicto social, precisamente porque los trabajadores jubilados encontraron que sus pensiones apenas representan la tercera parte de sus salarios en activo.

De ahí la alerta que ha hecho incansablemente el presidente de la Consar, Carlos Ramírez, para que se eleve la aportación obligatoria.

Hay que reconocer que el sistema privado de pensiones a 21 años de haber sido creado tiene muchas virtudes.

A la fecha acumula 3.28 billones de pesos de ahorro pensionario. Cifra que representa 14.84% del Producto Interno Bruto nacional.

Los rendimientos para los trabajadores se ubican en 11.31% en términos nominales y 5.40% en términos reales.

Se ha destinado 1 billón 151,336 millones de pesos del ahorro pensionario de los mexicanos al desarrollo de empresas nacionales de distintos tamaños pertenecientes a distintos sectores de la actividad económica.

Sin embargo, se mantiene el reto de elevar la aportación obligatoria y el monto del ahorro voluntario, con el horizonte de corto plazo de la primera generación que enfrentará la realidad de una pensión muy inferior respecto de sus salarios activos.

ATISBOS

REUNIÓN. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañon, recibirá hoy al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Entre otras propuestas, abordarán precisamente la del sistema de pensiones. Habrá que ver qué acuerdan en torno al Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.