El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene claro que los dos fardos más pesados que enfrentan las finanzas públicas son el pago por los intereses de la deuda y el creciente monto que representa el pago de pensiones.

El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, lo ha reconocido en declaraciones públicas.

De hecho, en los últimos gobiernos también ha existido plena conciencia sobre el problema.

Ambos rubros presionan y reducen el monto de recursos disponibles en las finanzas públicas.

No sólo eso. Representan —de acuerdo con el diagnóstico de los especialistas— una bomba de tiempo para el gobierno mexicano, hoy encabezado por López Obrador.

Aunque el problema se viene gestando desde hace años. Ha sido una asignatura pendiente y lo seguirá siendo para este gobierno, como lo sería para cualquier otro gobernante.

Aforados, sin IMSS

En su comparecencia ante la Cámara de Diputados, Urzúa mencionó el tema de las pensiones como un problema, en dos vertientes.

Una, por el lado de que los sistemas de pensiones de las universidades son insostenibles en el largo plazo y la necesidad de que esas instituciones los rediseñen.

Y, por la otra, el titular de las finanzas públicas reconoce que uno de los problemas más graves que enfrentará el gobierno federal es en materia de pensiones.

No lo dijo, pero para nadie es un secreto que la “generación afore”, que habrá de retirarse en tres o cuatro años más (2021-2022) , recibirá apenas el equivalente a 30% de los ingresos que registra en sus últimos años de cotización.

Lo que sí mencionó es que se calcula que alrededor de 60% de las personas que ahorra a través de una administradora de fondos para el retiro (afore) y que está a punto de jubilarse no podrá tener acceso a los servicios de salud que da el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Y no contará con la atención médica del IMSS porque no cubrirán las 1,250 semanas de cotización que se requieren.

El problema es que se estima que ese porcentaje de la población ha transitado, es decir, han ido y venido, de la formalidad a la informalidad.

De la población que tiene afore, 60% va a contar con los recursos que pudieron ahorrar, pero no van a tener acceso a los servicios de salud.

Ése es el grave diagnóstico que reveló el titular de las finanzas públicas.

En consecuencia, es previsible que las primeras generaciones afore serán de jubilados con muy bajos ingresos y ¡sin servicios médicos del IMSS!

Pensiones del billón

Ante la evidente conciencia del nuevo gobierno sobre el grave y creciente problema de las pensiones en México, es que llama la atención que entre los programas sociales se propongan dos que aumentarán considerablemente la carga que tienen las finanzas públicas.

El programa universal de apoyo a los adultos mayores, que tendrá un costo de 100,000 millones de pesos anuales.

Y el programa para personas con discapacidad, por 15,840 millones de pesos.

Y llama la atención, porque serán fondeados directamente de la bolsa gubernamental; es decir, de los recursos que recauda el gobierno federal.

Ayer el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), que dirige Héctor Juan Villarreal Páez, puso el dedo en la llaga.

Advirtió que los programas de pensiones para adultos mayores y pensión para el bienestar de las personas con discapacidad, sumados a los sistemas de pensiones contributivos y no contributivos, elevarán el gasto total a casi 1 billón de pesos.

El gobierno federal gastará en esos programas esa cantidad, que equivale a lo que recauda por el cobro del Impuesto al Valor Agregado.

La actual administración planea gastar en pensiones 18.1% más respecto al presupuesto aprobado para este año.

En el 2019, el gobierno mexicano estará gastando, a través de nuestros impuestos y muy probablemente deuda, aproximadamente 1 billón de pesos en pensiones, del cual 13% se destina a pagar pensiones mayores a 500,000 pesos de aproximadamente 160,000 extrabajadores de Pemex, CFE, y Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Concluye el CIEP que la desigualdad que genera el pago de pensiones sigue presente y advierte que sin una reforma profunda al sistema de pensiones el gasto seguirá creciendo. El gasto de lo que se recauda por IVA, esta situación no es sostenible ni a corto, ni a largo plazo.

ATISBOS

RECLAMO.- La CRE, presidida por Guillermo García Alcocer, pide a los diputados que elimine la reducción de 30% al presupuesto del órgano regulador. Advierte que es necesario para que cumpla efectivamente su función de regulación en materia energética del Estado mexicano. Recuerda la CRE a los diputados que la ley de órganos reguladores prevé que éstos dispongan de los ingresos derivados de los derechos y aprovechamiento que se establezcan por sus servicios para financiar su presupuesto. Son recursos que no afectan los principios de austeridad republicana.

GOLPE A POBRES.- Coparmex advierte que la drástica reducción del subsidio para habitación popular afectará a 500,000 mexicanos de escasos recursos que no podrán hacer valer su derecho constitucional de tener una vivienda digna. Coparmex se une al reclamo de Canadevi y anticipa que podrían perderse 2.4 millones de puestos de trabajo en la cadena de valor que abarca 30 ramas industriales y 79 clases de actividad económica y que contribuye con hasta 8.5% del PIB.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.