Así de miedosa es nuestra política exterior. Un subprocurador de PGR, segundo al mando de acuerdo al organigrama, Alberto Elías Beltrán, no pudo sustentar que el exgobernador priísta de Tamaulipas de 1999 a 2004, Tomás Jesús Yarrington es nuestro’’ y que el gobierno de Donald Trump, puede arrebatar su extradición tras ser capturado en Italia, aunque ese bato delinquió aquí en nuestro vapuleado México.

¿Qué va a pasar? Si detienen a los otros exgobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hayan sido interinos como Flavino Ríos Alvarado en Veracruz o el aún prófugo de la justicia, Jorge Torres López, buscado incluso por la DEA, quien sustituyó al ahora candidato a legislador federal y exgobernador Humberto Moreira de Coahuila, claro, sin apoyo del tricolor tras su detención en España, no sería posible.

Todos ellos del partido político que venga son una porquería, pero vamos a platicar’’. Si caen en cualquier país los prófugos de la justicia en este sexenio, priístas por cierto, no remarco, se postularon por ese instituto político, apoyados por sus cómplices: Javier Duarte de Ochoa en Veracruz y César Duarte Jáquez en Chihuahua, la PGR hará lo mismo, ponerse de rodillas o es mejor morir de pie, aunque sean los gringos que manden.

Hay más casos como el de Andrés Granier Melo, Rodrigo Medina de la Cruz de Nuevo León, Fidel Herrera de Veracruz, Eugenio Hernández Flores, que de acuerdo a la PGR todavía no hay delito que perseguir o denuncia alguna, aunque existan locales, igual hay del Partido Acción Nacional (PAN): Luis Reynoso Femat de Aguascalientes y Sonora, Guillermo Padrés Elías. Hay más, pero ya me cansé.

Vamos a lo que dijo el Subprocurador Jurídico y de Asuntos Jurídicos Internacionales de la PGR, Alberto Elías Beltrán, en el sentido que Yarrington Ruvalcaba, no puede ser deportado’’ a México, pese a que utilizo un documento falso’’ y añadió, que eso no ofrece muchas posibilidades’’, lo que denota que nuestro país no tiene fuerza en la diplomacia o ejercicio exterior.

Para más detalles, explicó existe condiciones para eso de acuerdo a Tratados Internacionales firmados entre Italia-México-Estados Unidos, donde se puede elegir a qué nación se debe enviar un detenido con fines de extradición, como temporalidad, nacionalidad y residencia, pero en primer punto dijo es la fuerza mandatoria’’ de emisión de la ficha roja’’ de quien la presentó primero.

¡Uta, qué garantías!

Recordó que México emitió el 17 de diciembre de 2012 la petición, la estadounidense se concretó el 1 de marzo de 2016; los motivos principales son: la gravedad y penalidad de los delitos, en nuestro país donde es acusado por delincuencia organizada que es de 20 años de prisión, mientras las leyes estadounidenses, lo castigarían con dos cadenas perpetuas o más de 90 años’’.

¿Eso es tamaños o concertasesión?

La laxa explicación del Subprocurador, dio más vergüenza, que sustenta la entrega en argumentos como tiempo y lugar de los delitos cometidos, en este caso, México, quien imputó los delitos de delincuencia organizada de 1998 a 2005, mientras la justicia estadounidense son de 1998 a 2013 por ilícitos de distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y operaciones de dinero. Pero no dijo quién gana.

¿Y?

Sí es eso, entonces que recuerde al gobierno de Italia y su justicia, que en el mes de marzo pasado se le entrego a dos capos de la Camorra’’ ítala, sin chistar como un peligroso’’ capo como ellos calificaron a Giulio Perrone de 64 años que vivía a todo dar en Ciudad Madero, Tamaulipas; e Iván Fornari, en Playa del Carmen, en Quintana Roo de 35 años y sólo ellos sabían sus alcances y ahora nos quieren poner ¿Condiciones?’’.

COMMODATO

¡Al carajo, aquí también hacemos PITsAS, aunque pongan nombres gringos o a quienes quieren a un inmigrante ¿Alemán?