Pemex no está en una situación financiera boyante, pero está en el camino correcto hacia el equilibrio, en el que lleva ya tres años.

En ese tiempo, Pemex logró cambiar el balance negativo creciente y avanza hacia el 2021 cuando alcanzará, en virtud del inicio del descenso de su principal pasivo, el equilibrio en su balance financiero.

El director de la empresa petrolera, Carlos Treviño, resume así el diagnóstico de la principal empresa del Estado. Reconoce que Pemex viene de una posición sumamente complicada, pero hoy registra un escenario mucho más estable.

Para alcanzarlo se sometió a un esfuerzo de disciplina.

Recortó sus gastos en 100,000 millones de pesos, recortó su planta laboral, renegoció su pasivo laboral y renegoció los principales contratos con sus proveedores, además de que está impulsando sus refinerías y se enfocó en aprovechar las asociaciones con empresas privadas nacionales e internacionales para que éstas se encarguen de los proyectos menos rentables.

EL AJUSTE

Orgulloso, el funcionario dice que no es legítimo regatearle a Pemex, a todos sus trabajadores, el esfuerzo que han venido haciendo para enderezar sus finanzas. Es un esfuerzo que ya fue reconocido en marzo de este 2018 por las agencias calificadoras que, luego de varios años de mantenerla sin cambios, modificaron su perspectiva de negativa a estable sobre Pemex.

Apenas en el 2016, Pemex registraba una declinación notable y padecía serios problemas para acceder al financiamiento de los mercados. Producía cada vez menos, su deuda crecía y tenía un nivel de gasto elevado y deficiente.

En consecuencia, se autoaplicó un ajuste en el gasto por 100,000 millones de pesos, frente a la previsible caída de sus ingresos, en una magnitud equivalente, por la caída en el precio internacional del petróleo.

PODER MONOPSÓNICO

Pemex tiene un poder monopsónico (monopolio del comprador), advierte Treviño, y ha utilizado esa condición para gastar menos y obtener más de sus proveedores. A través de la renegociación con sus proveedores, ha logrado reducciones hasta de 55% en las tarifas que venía pagando y las empresas “han aguantado vara”.

DEUDA, MÍNIMA

Pemex se comprometió a endeudarse lo mínimo indispensable, cuidando no poner en riesgo sus finanzas. Se evitó acudir a los mercados a solicitar más dinero del que le autorizó el Congreso y su consejo de administración.

Se cuidó que Pemex no se quedara corto en un nivel peligroso de caja, pero ha evitado el endeudamiento lo más que ha podido.

REFINERÍAS, TARDE

Respecto a las refinerías, admite que están retrasados respecto a los tiempos programados en alrededor de 3.5 meses, en Minatitlán y Madero.

Sin embargo, en Minatitlán ya se observa un nivel de 120,000 barriles procesados, aunque tenían que haberse registrado en mayo.

Lo mismo pasa en Madero, en donde ya se procesan 60,000 barriles. Ello va a permitir que se pueda alcanzar un nivel de 850,000 barriles de proceso. Se compara favorablemente con los 400,000 que tuvieron en marzo, abril y mayo de este año.

BALANCE

En términos de balance, Pemex va a cerrar el 2018 en menos 74,000 millones de pesos.

Ése es el objetivo que tiene y va a cumplir a toda costa, cueste lo que cueste. A partir de este año, se eliminó la trayectoria de crecimiento al balance negativo. Para los años 2021-2022, Pemex estaría llegando al equilibrio.

En el primer semestre de este 2018, el Ebitda (utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de la empresa) de Pemex fue de 288,000 millones de pesos, que es 14% más grande que el del año pasado, en septiembre.

Los puntos base del spread (o diferencia) que tiene Pemex contra el bono UMS se ha reducido considerablemente. Llegó a estar en 150 y hoy ronda los 200, desde los 400 que alcanzó.

PENSIONES Y DEUDA

Este 2018 es el tercer año de un nuevo régimen de pensiones que le está dando a Pemex cada vez mayor sustentabilidad en el pasivo más grande que tiene, que es el pasivo laboral. En el 2030, se alcanzará el máximo y comenzará a disminuir. El pasivo laboral es de 69,000 millones de dólares. La deuda total documentada son 104,000 millones de dólares. Los 69,000 millones de dólares son adicionales; la suma son 173,000 millones de dólares. El pasivo laboral es 40%, los pasivos totales.

Carlos Treviño asegura que Pemex avanza hacia su equilibrio financiero y está mejorando su producción petrolera y de refinación.

ATISBOS

PATENTES. En la mesa de negociaciones del tratado de libre comercio norteamericano (TLCAN) está en riesgo un tema que, en caso de aprobarse, bajo las condiciones que quieren imponer los negociadores de EU, representará un clavo más en el ataúd del desarrollo de la biotecnología médica nacional.

La aceptación de las nuevas reglas irían en contra del programa de salud del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, orientado a reducir el costo de los medicamentos y ampliar el espectro de la población cubierta. Aseguran los representantes mexicanos que participan en el Cuarto de junto que la industria farmacéutica nacional está amenazada con nuevas reglas que afectarían de manera grave su desarrollo e inversiones.

La representación comercial de Estados Unidos está intentando obtener la ampliación al término de vigencia de las patentes, en por lo menos cinco años.

Con ello aumentarían los plazos de protección para los medicamentos innovadores, incluyendo los biotecnológicos, que actualmente son los más apropiados en el tratamiento de las enfermedades crónico-degenerativas.¡Mucho cuidado!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.