¿De qué tamaño es el problema de Pemex? Grande y grave

¿De qué tamaño es el problema de Pemex? Grande y grave. El adeudo con los proveedores es enorme, compañías como Halliburton tienen un contrato por casi 1,000 millones de dólares producto de una negociación en la que, en lugar de tener un plazo de seis meses, se extendió por un año.

Hay la idea de que Pemex no va a pagar; los bancos mexicanos se lo dicen a los proveedores: no tiene dinero y no hay seguridad en el factoraje. Se dice que hubo una cláusula en los contratos de las grandes empresas en el programa de cadenas productivas en el que se establece que si la petrolera no paga, el proveedor regresa el dinero. De ese tamaño es la desconfianza.

Las empresas grandes buscan una negociación directa; fuera de las cadenas productivas de Nafin y el factoraje de Greensill Capital, que ya tienen problemas, pues no van tan rápido como se esperaba. Al contrario, van a cuentagotas: menos de 50 empresas están en este esquema y no hay apoyo desde la dirección. Los adeudos en dólares se financiarían con el fondo internacional y en pesos, con la banca nacional, pero resulta un negocio poco atractivo, los proveedores perderían hasta 10% de su factura por el factoraje con un banco mexicano.

Es demasiado si se toma en cuenta que la tasa de descuento de Greensill es de menos de 5%, pero resulta que no todos han firmado acuerdos con los financieros, bueno, el viernes y de última hora, lo hizo Francisco Fuentes, de Pemex Logística. El adeudo con proveedores es de más de 120,000 millones de pesos -pero escalaría a 140,000 millones- y una parte está registrada en el sistema de pagos, pero otra no. Pemex tiene una parte llamada presupuesto devengable: cuando cobras alguna factura, la reciben y la suben al sistema y se descuenta directamente, pero con el recorte del año pasado, eso no ocurrió porque no había de dónde descontarlo.

Este adeudo incluye adeudos de ejercicios fiscales anteriores (Adefas) por unos 60,000 millones de pesos del 2014 y luego cuentas por pagar del propio 2015 más el 2016.

Las facturas llegaron en papel y fueron almacenadas y no registradas en el sistema; a la hora de querer echar a volar el programa de cadenas productivas, el problema salió a flote ¿Dónde están las facturas? pueden estar en papel sin mucho control de las mismas , pero sobre todo, ¿cuánto realmente debe Pemex?

Es evidente que José Antonio González Anaya (JAGA) trae una losa muy pesada: despido de 30,000 trabajadores, adeudos con proveedores de más de 120,000 millones de pesos, caída en la producción, fin de la autonomía y a la SHCP encima de cada proceso. El tigre de la rifa.

Buzos

1.- ¿Quién es el nuevo cadenero del último piso de la torre de Pemex? ¡Apúntelo!, se llama Gerardo Vera y dicen que es como cadenero de antro, cuida las citas como cadenero y no se da cuenta que adentro hay un incendio. Ojo, ya hay varios desesperados que van a empezar a buscar el apoyo de Los Pinos o de la SHCP para que abran la puerta.

2.- ¿Por qué mandaron a Nueva York a José Manuel Carrera Panizzo, director de Alianzas y Nuevos Negocios de Pemex, si sólo fue a escuchar propuestas, sin autoridad para firmar nada y a hacer relaciones públicas? Se supone que es cercano al nuevo director -JAGA- y se estaba pegando a Pemex Logística, pero se acabó el amor o algo porque resulta también que fue el operador de Emilio Lozoya en muchos asuntos clave y ahora ya me lo están dejando sin autoridad. Se me hace que más le valdría regresarse a PMI.