El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un anuncio que podría marcar un parteaguas en la historia de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Anunció que le quitarán “carga fiscal” a Pemex porque es una de las petroleras que más impuestos pagan en el mundo.

Reconoció que quitar carga fiscal a Pemex significará menos recursos para el gobierno; sin embargo, adelantó que el dinero se suplirá “con los ahorros que estamos obteniendo”.

La noticia es muy positiva. El detalle lo dará a conocer en los próximos días.

Pero lo que queda claro es que el gobierno lópezobradorista habría entendido la importancia de fortalecer financieramente a Pemex, implícito en la degradación crediticia reciente por parte de la agencia calificadora Fitch.

Además de los focos de alerta de las otras calificadoras que, de distinta forma, advierten sobre la delicada situación financiera de la petrolera y su elevado endeudamiento que alcanza los 104,000 millones de dólares, por los cuales tendrá que pagar alrededor de 30% para amortizar los intereses en los próximos tres años.

La elevada carga fiscal de Pemex, por años no fue otra cosa más que la transferencia multimillonaria de recursos de la petrolera al gobierno mexicano. Durante muchos años se reconoció incluso por los propios gobiernos que Pemex era una especie de “vaca lechera” del gobierno federal por la cantidad de dinero que le transfería.

Aunque la dependencia de las finanzas públicas respecto de los recursos que le transfiere Pemex se redujo notablemente en los últimos años hasta un mínimo de 17%, lo cierto es que la petrolera se queda con muy pocos recursos para invertir en todas sus actividades. Pemex ha pagado impuestos equivalentes a 45% de sus ingresos brutos en los últimos 10 años. El año pasado sus contribuciones al fisco fueron por 470,000 millones de pesos, más del doble de lo que pagó la totalidad de las más de 100 empresas que cotizan en la Bolsa.

En los dos últimos años hubo mejoras en su contribución fiscal pero aún insuficientes y siguen siendo muy elevadas porque están sujetas a impuestos y múltiples derechos. La Secretaría de Hacienda aceptó aumentar los límites de los gastos deducibles y fue un alivio que se calculó en 9,000 millones de pesos de beneficio en el 2017.

Si el gobierno lópezobradorista logra reducir la carga fiscal de Pemex a niveles de sus principales competidoras, sin duda, será un parteaguas para la historia de la petrolera y muy probablemente se traducirá en mejores calificaciones de las agencias que evalúan su comportamiento financiero. Veremos los detalles y también habrá que esperar la definición del modelo de operación que seguirá Pemex porque otra de sus asignaturas pendientes es el elevado costo de operación que registra.

Será importante que el gobierno defina hacia dónde va Pemex y qué tanta apertura a las inversiones extranjeras mantendrá.

Energía limpia y barata, no

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tomó en la última semana un par de decisiones que buscan fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, de acuerdo con los expertos, lo que es previsible con tales decisiones, en el corto y mediano plazo, es que se registrarán severos “apagones” en distintas regiones del país.

El gobierno lópezobradorista al mismo tiempo que anunció la cancelación de la cuarta subasta eléctrica, canceló también dos proyectos de transmisión eléctrica, considerados como los más grandes en la historia nacional.

Se trata en el primer caso de la cuarta subasta de largo plazo para la adquisición de energía eléctrica para la CFE. Se anticipaba una inversión mínima de 1,600 millones de dólares en nuevas centrales, principalmente renovables.

Por otra parte, se cancelaron los proyectos de las líneas de corriente directa en alta tensión (HVDC, por su sigla en inglés) que transmitirían energía del Istmo de Tehuantepec al centro del país e interconectarían a la península de Baja California con el resto del territorio nacional.

Tanto la cuarta subasta como los dos proyectos de transmisión eléctrica implicaban cuantiosas inversiones y la generación y distribución de energía limpia.

Se quedaron en la línea de arranque alrededor de 30 empresas que buscaban “pujar” y participar. Ambas decisiones van en contra de las energías limpias, las inversiones privadas extranjeras y nacionales y las tarifas más bajas, en función de mayor competencia en el mercado y en contra de la reforma energética en el sector eléctrico.

Apagones, advierten

Apenas unas horas después de que el presidente de México, durante unas de sus conferencias de prensa matutinas, había asegurado que “tenemos energía de sobra”, el comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, publicó un tuit en el que dijo: El verano del 2018 tuvimos la demanda máxima histórica y el margen de reserva por debajo de 6 por ciento.

Si esto se repite para el 2019 (baja de reserva operativa y al mismo tiempo demanda pico) puede llevar a operar el sistema al límite y generar apagones. Por eso es indispensable invertir, advirtió.

Vía redes, Enrique Cárdenas, ex director ejecutivo del Centro Espinosa Yglesias escribió “este gobierno va con todo en contra del ambiente: energía basada en carbón, refinería basada en combustible fósil en vías de extinción, y desperdicio y desdén a las energías limpias y renovables”. De acuerdo con el comisionado de la CRE, Luis Guillermo Pineda Bernal, “la cancelación se realiza por la absurda y ciega oposición a la reforma energética”.

Por lo que se ve, en materia eléctrica, las decisiones que se están tomando, son altamente riesgosas para el sector, para la industria y para la economía. ¡Veremos!

ATISBOS

ALIVIO.- Viene un fuerte alivio para los derechohabientes del Infonavit. La institución que encabeza Carlos Martínez está a punto de anunciar un programa para atener a alrededor de 200,000 personas que tienen créditos impagables. Se trata de créditos que estaban indexados al salario mínimo, por lo que el saldo total de la cuenta se actualizaba cada vez que crecía el mínimo, más una tasa nominal. Será un golpe muy positivo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.