Según Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la izquierda, no debe abrirse a la Iniciativa Privada la explotación de los hidrocarburos porque se pondría en riesgo la estabilidad y paz social. El pago de impuestos de Pemex es el ancla de la estabilidad, este negocio en manos del sector privado se convertirá en un monopolio que dañará a todos. Un análisis de El Economista publicado el martes mostró que Pemex pagó impuestos por $876 billones en el 2011, 6.1% del PIB, 5.6 veces lo que pagaron en conjunto las 100 empresas que cotizan en la BMV. ¡Qué barbaridad! La empresa nos recuerda frecuentemente su importancia, con estos impuestos se combate la pobreza, se crean escuelas y hospitales. Sin embargo, no es nada claro que Pemex genere riqueza.

La clave es el concepto de renta económica que los economistas clásicos desarrollaron a principio del siglo XIX. David Ricardo acuñó el término ley de la renta para explicar cómo se determina el beneficio que recibe el dueño de un factor productivo no reproducible como la tierra o el petróleo. Aplicado al caso de Pemex, la renta petrolera será la diferencia entre su ingreso y el costo económico o costo de oportunidad, no el costo observado de producir este volumen de petróleo.

Dada la demanda agregada, el precio del petróleo será igual al costo marginal de producirlo en explotaciones marginales, o igual a este costo marginal más un margen de ganancia en competencia monopólica. En el caso de las explotaciones marginales la renta es cero, a largo plazo los ingresos cubren el costo total de producción, incluyendo la retribución del capital y el costo de exploración. Pemex no produce la renta, se trata de una retribución al propietario del petróleo de acuerdo con la Constitución. No hay duda de que Pemex paga muchos impuestos, pero sin mayor información sobre el costo de oportunidad de los recursos que utiliza no es seguro que esté pagando más que la renta petrolera.

Muchos países cobran la renta pero concesionan la explotación del sector a operadores del sector privado. Esto ocurre especialmente en Noruega, donde la empresa estatal Statoil compite y coopera con operadores privados. En ese país las empresas petroleras pagan cerca de 75% de sus ingresos netos, lo que incluye la renta petrolera y la tasa ordinaria de Impuesto Sobre la Renta.

A diferencia de las empresas operadoras, el objetivo del Estado en representación de la población es maximizar el valor presente de la renta, no ser propietario de las empresas operadoras. Creo que es momento de comenzar a estudiar un nuevo esquema de desarrollo de la industria.

Desafortunadamente, parece que la izquierda no lo entiende.

Banco de México.En su anuncio de política monetaria del pasado viernes, Banxico dejó sin cambio la tasa de interés de política monetaria en 4.5% y adoptó un sesgo neutro sobre las futuras acciones de política monetaria.

En su análisis, el banco central encontró que el balance de riesgo para el crecimiento económico ha mejorado ligeramente en gran parte debido a la fortaleza que muestra la economía de Estados Unidos; sin embargo, persisten importantes riesgos al crecimiento global en la todavía frágil situación fiscal de la eurozona, que está en recesión, y la posibilidad de que los altos precios del petróleo frenen el crecimiento de la economía mundial.

[email protected]