El secretario de Energía, Jordi Herrera, tuvo que viajar a Madrid para deshacer los enredos causados por el director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, y sus amigos de Sacyr Vallehermoso.

El acuerdo entre el mandamás de la paraestatal azteca y Luis del Rivero -un antiguo compañero de aulas- a nombre de la constructora gallega, para elevar el potencial de Repsol YPF quedó frustrado con la rapidez y sutileza de la caída de un rayo.

La situación accionaria de los socios minoritarios del gigante petrolero hispano cambió, dramáticamente, en unas cuantas semanas. Al inicio de este año, Sacyr Vallehermoso se había desprendido de la mitad de sus acciones (quedó con apenas 10%); mientras que Pemex quedaba con otro 9.5% pero sin el acuerdo de sindicación que le habría permitido acceder a otro asiento en el Consejo de Administración de Repsol.

El peor de los mundos, luego de que Suárez Coppel autorizara -en septiembre del año pasado- el desembolso de 600 millones de dólares y la contratación de una deuda por otros 1,000 millones de dólares, para adquirir 5% de las acciones de Repsol.

En términos estrictamente financieros -se estimó entonces- el empréstito contratado tendría un costo reducido , ya que sería cubierto con los dividendos de utilidades. Pero, cancelada -al menos en el corto plazo- la posibilidad de que Pemex llegara a 13% de las acciones, para obtener el segundo asiento en el Consejo de Administración de Repsol (cada asiento vale 6.5% de las acciones) y así cumplir el objetivo de capturar beneficios concretos del expertise de los ibéricos, parecía complicarse inexorablemente.

Al embate de la españolidad de los accionistas mayoritarios siguió un cambio en las prioridades estratégicas de Pemex, catalizado por el arribo de Jordi Herrera a la Secretaría de Energía.

Los desvelos por conseguir un segundo asiento en el Consejo de Repsol cesaron en ese momento. Y a finales del año pasado -después de la recompra de 10% de las acciones que tenía Sacyr Vallehermoso- en las altas esferas del gobierno calderonista se llegó a valorar la posibilidad de salir de Repsol. 

Suárez Coppel cedió el proceso de toma de esta decisión al secretario Herrera quien, apenas iniciado el año, puso un principio de acuerdo a consideración de los consejeros de Pemex que buscaba normalizar sus relaciones con la compañía española, impulsar su presencia en la misma y dar por concluido el ríspido capítulo surgido luego de su fallida alianza con Sacyr Vallehermoso.

Era un documento jurídicamente impecable, a través del cual Pemex reconocía voluntariamente que su acuerdo con Sacyr ha quedado sin efectos, planteaba el desistimiento de las partes de cualquier acción legal al respecto de esa sindicación firmada en agosto pasado y proponía los términos de un espacio formal de intercambio tecnológico, de personal calificado y mejores prácticas que redundaran en beneficio para ambas petroleras.

Un escenario, el menos probable, era que Pemex pudiera ampliar su paquete accionario, hasta alcanzar 12.5 por ciento. Pero también podría reducirse hasta 6.25 por ciento. Lo que no tiene sentido es quedarnos en medio, con 9.49% actual , planteó Herrera a los consejeros de Pemex, cuando solicitó su autorización, si no se logra el acuerdo, entonces sí nos plantearíamos nuestra permanencia en Repsol .

Herrera estuvo la semana pasada en Madrid y, después de reunirse con sus contrapartes del gobierno del derechista Mariano Rajoy, se entrevistó con Antonio Brufau, el mandamás de Repsol.

Su principio de acuerdo fue aceptado y es la base de la negociación que ahora inicia y que, de concretarse, dará paso a una alianza industrial estratégica que tendrá una duración inicial de 10 años y se enfocará a la explotación de los yacimientos de gas shale del Golfo de México.

EFECTOS SECUNDARIOS

ELBA RESPONDE. Gestionada por Arturo Elías Ayub y realizada por el reportero Pablo Reinah, la entrevista concedida por La Maestra Elba Esther Gordillo a UNO TV -el canal de noticias por Internet propiedad de Grupo Carso- dejó algunas migas sobre la salida de Nueva Alianza de la coalición Compromiso por México. No hay ruptura con el licenciado Peña Nieto , destacó la Presidenta vitalicia del SNTE y lideresa moral del partido magisterial. Y si ocurrió la disolución de su nexo fue por culpa de los duros del PRI, adonde todavía no acaba de nacer el partido del futuro . Y más que trazar el perfil del candidato presidencial del Panal, Gordillo Morales formuló una petición en voz alta: Quiero ver en el poder a un hombre, a una mujer, a un ciudadano que sea capaz de articular a las distintas fuerzas para construir un acuerdo .

BEATRIZ DICE ADIÓS. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión recibió la solicitud de Beatriz Paredes Rangel para separarse de su cargo como Diputada federal. La exgobernadora tlaxcalteca quiere la candidatura del PRI al Gobierno del DF.