Ni Holanda ni Noruega. Petróleos Mexicanos seleccionó a La Coruña, en la comunidad gallega, para instalar su base logística en Europa. Una mudanza de operaciones. De Rotterdam al puerto exterior de Punta Langosteira, en una operación fast track que ha sorprendido por su contundencia y celeridad.

Felipe Calderón había dado su palabra a su homólogo español, Mariano Rajoy, y al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de que la petrolera mexicana se asentaría en aquellos territorios, no obstante que otros países de la comunidad europea ofrecen bonificaciones fiscales (el tax lease, entre ellos, que permite recuperar hasta 25% a las armadoras) y acceso a mano de obra ultra calificada.

La inversión de Pemex en tierras gallegas podría superar los 700 millones de dólares, presumió el presidente del Xunta de Galicia, pues además de la terminal de hidrocarburos que se edificará en el Puerto Exterior de La Coruña, contempla la construcción de tres buques-tanque en astilleros de Vigo, con lo que se materializará el acuerdo estratégico firmado entre ambas entidades, en mayo pasado.

El acuerdo contempla la contratación de Navantia Ferrol -una empresa paraestatal- para la construcción dos quimiqueros y también la edificación de un flotel (un buque-dormitorio) y de 14 remolcadores, siete de los cuales se construirían en México. La operación supondrá una inversión de entre 80 y 100 millones de euros por cada barco y la generación de unos 2,000 empleos.

Estas cifras, a su vez, se sumarían a las que se obtendrán de la construcción de 14 remolcadores y posiblemente un flotel que la petrolera mexicana también tiene previsto encargar a empresas gallegas. La Xunta prevé que estos trabajados generarán 2,500 empleos y una inversión de unos 250 millones de euros, sólo en el caso de los remolcadores.

En sus astilleros, Navantia Ferrol sólo fabrica buques militares, de modo que sería la Secretaría de Marina la que compraría los buques-tanque y posteriormente los entregaría a Pemex. En la ceremonia conmemorativa del aniversario de la Expropiación Petrolera, el pasado18 de marzo, el presidente Felipe Calderón anunció la inversión de 7,200 millones de pesos para la renovación de la flota mayor de Pemex.

A lo largo del sexenio calderonista, el gobierno federal adquirió 10 nuevos buques-tanques. Tan sólo cinco en el 2011. La antigüedad promedio de las embarcaciones se redujo de 25 a nueve años.

Esos buques-tanque construidos en Corea del Sur en el 2009 tienen una capacidad de almacenamiento de 320,000 barriles de crudo, cada uno, y fueron asignados a La Terminal de Operación Marítima y Portuaria de Salina Cruz.

La flota petrolera ahora cuenta con 14 buques-tanque en operación para distribuir 9 millones de barriles mensuales de combustibles desde Oaxaca hasta Baja California.

De acuerdo con las primeras previsiones, las tres nuevas unidades deberían ser entregadas este mismo año.

La información de estas adquisiciones, generada en Vigo, no ha tenido confirmación oficial por parte de las autoridades calderonistas.

Un mes antes de las elecciones federales, la Secretaría de Marina emitió un boletín para informar que su titular, Francisco Javier Saynez, y Suárez Coppel habían firmado un acuerdo de intención para renovar la flota menor de la paraestatal Petróleos Mexicanos.

La cooperación estratégica entre ambas dependencias supone, además de la reparación de la flota menor de la paraestatal, un plan para construir remolcadores y barcazas que desarrollaría la Dirección General de Construcciones Navales de la Armada de México. Se trata de 20 entre lanchas de pasaje y barcos abastecedores.

EFECTOS SECUNDARIOS

ENCERRONA. Los 52 senadores electos que conformarán la bancada priísta tendrán su primera reunión de trabajo en Chihuahua, a principios de la próxima semana. La plenaria de los legisladores será inaugurada por el líder nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell y el gobernador anfitrión, César Duarte Jáquez.

PROPUESTA. En términos electorales, Puebla es territorio lopezobradorista. Allá, el candidato presidencial de las izquierdas obtuvo 853,000 votos y superó al priísta Enrique Peña Nieto. El voto diferenciado hizo que el PAN se quedara como la segunda minoría, en la elección de senadores, y tal sofisticación del electorado poblano ha alimentado la percepción de que el partido blanquiazul y el PRD podrían integrar una coalición para las elecciones del año próximo, en las que se renovarán las alcaldías y el Congreso local. Ante esas versiones, un sector del PRD rápidamente se ha manifestado por la nominación de la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, a la sazón esposa de López Obrador, como abanderada de las izquierdas a la alcaldía de la capital. Sería un referente evidente para darle continuidad a la votación que tuvimos el 1 de julio , definió Jorge Méndez Spínola, vocero del PRD poblano, quien además es dirigente de Izquierda Democrática Nacional, la corriente bejaranista.