Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene hoy dos problemas por resolver: 1. Sus altos costos de operación y elevado endeudamiento, y 2. El potencial cambio de modelo, de exportador a refinador.

El problema financiero más importante que tiene Pemex es una ganancia operativa muy baja y, hasta ahora, ha intentado resolverlo a través de un endeudamiento creciente.

Pemex tiene costos de operación más elevados que Petrobras y Ecopetrol y una pesada deuda de 105,000 millones de dólares.

Por otra parte, todavía tiene que definir exactamente qué tipo de compañía petrolera será, con el cambio de gobierno.

Respecto del primer tema, Pemex arrastra una inercia de elevados costos de operación, que no enfrentó ni siquiera cuando el contexto internacional así lo exigía y la mayoría de las petroleras se ajustó.

A partir de los años 2014 y 2015, los precios internacionales del petróleo comenzaron a bajar, y en ese contexto prácticamente todas las compañías petroleras, entre ellas Ecopetrol, Petrobras, Shell y Exxon, adoptaron una agresiva política de reducción de costos.

La única que no se autoimpuso la disciplina de reducir sus costos fue Pemex.

Fue por eso que la agencia calificadora Moody’s puso a revisión su calificación crediticia y separó al gobierno mexicano de la petrolera.

El primero sigue siendo “A-3” y Pemex ya no está en ese nivel.

El gobierno puede asumir una parte del riesgo de Pemex, pero no todo, señala Nymia Almeida, vicepresidente senior de la agencia calificadora Moody’s Investors Service.

Gobierno, ¿aval?

Pemex tiene una deuda que ascendió a noviembre del 2018 a 105,000 millones de dólares.

Pemex tiene que pagar casi 30,000 millones de dólares de aquí al 2021, es el equivalente a 30% de su deuda. Tiene que pagar esa cantidad en tres años.

Para la experta sobre Pemex, el gobierno mexicano debe demostrar de manera firme que en caso de necesidad va ayudar a Pemex.

Si no lo demuestra, los inversionistas podrían dejar de prestarle a Pemex y eso sería un grave problema.

Pemex tiene que pagar casi 30,000 millones de dólares de este 2019 al 2021; tiene que pagar 30% de su deuda. Del total de su deuda tiene que pagar 30% en tres años, sí o sí.

15 MDD, inversión necesaria

La esperanza es que el nuevo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, sea tan austero como lo fue en el gobierno capitalino y esa política de austeridad y reducción de costos permee en la empresa petrolera.

En el momento en que Pemex reduzca notablemente sus costos, no va a necesitar más deuda e incluso podría irla bajando paulatinamente.

De acuerdo con los cálculos basados en los costos del 2017 (fecha hasta la que se dispone de los reportes hechos por terceros sobre las reservas probadas, probables y posibles), la empresa tendría que gastar 15,000 millones de dólares solamente, en exploración y producción.

Con una cantidad así podría cumplir con todo: con sus gastos y costos de capital, y hasta remplazar sus reservas a 100 por ciento.

Pemex tiene que definir qué camino seguirá, en cuánto tiempo calcula que lo logrará, sobre todo el propósito de reducir sus costos, y cuántos recursos va a destinar a sus objetivos.

Pemex vs petroleras

Pemex gasta en total 19 dólares por barril para cubrir sus costos operativos, financieros y de remplazo de reservas.

Comparado con otras petroleras, Pemex está en desventaja.

Comparado con Petrobras o con Ecopetrol, Pemex tiene todavía camino por avanzar.

Petrobras tiene un costo de operación de 15 dólares.

Otras tienen entre 13 y 15 dólares por barril.

Y Pemex tiene 19.

Aguas someras y deuda

Aunque la nueva administración ha replanteado su estrategia y, a diferencia del gobierno anterior que había comenzado a apostarle a la exploración y explotación en aguas profundas, este gobierno busca enfocarse en aguas someras.

Las actividades exploratorias y de explotación son más baratas en aguas someras.

Efectivamente son más baratas, pero Pemex tiene una deuda tan grande que gran parte de lo que está ganando lo está usando para pagar intereses o impuestos. En consecuencia, no le alcanza.

Pemex tiene que reducir sus costos desde los 19 dólares por barril para que le quede algo a la empresa y no requiera de mayor endeudamiento.

ATISBOS

APAGONES. Le comenté acerca de la posibilidad de que se registren apagones como consecuencia de la cancelación de la Cuarta Subasta de Largo Plazo.

Bueno, pues le puedo decir que revisando las bases de licitación de la subasta, hay un dato muy preocupante.

De acuerdo con el artículo 3.11.3 inciso E, el plazo vence el 1 de febrero para que el gobierno defina si cancela o repone la subasta de largo plazo.

Las bases dicen que el gobierno tiene 60 días a partir de la cancelación.

Habrá que ver qué dice en los siguientes días la Cenace.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.