Los altos funcionarios del gobierno de la 4T liderados por el presidente Andrés Manuel López Obrador insisten en que el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) ayudará para que la economía de nuestro país salga del profundo agujero en que ha caído a causa de dos hechos: 1) la pandemia de Covid-19, que obligó a cerrar la mayoría de las empresas industriales, comerciales y de servicios, organizaciones sin fines de lucro y entidades gubernamentales; 2) y la desacertada política económica instrumentada por el gobierno federal que en el primer trimestre llevó al país a una recesión y que dio pie a que las principales calificadoras de valores redujeran su calificación de los instrumentos de deuda emitidos por el gobierno mexicano.

AMLO y sus colaboradores pretenden hacernos creer que el T-MEC será una cura milagrosa para los males que aquejan a la golpeada economía mexicana. Es más, el presidente insiste en que nuestra economía ya está mejorando y que su recuperación será en forma de “V” y no de “U” ni de “L” que muchos economistas nacionales y extranjeros están proyectando.

Pero preguntémonos: ¿si la economía estadounidense caerá 8.0% este año de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, qué tanto podrá contribuir a revitalizar la también postrada economía mexicana que, según el FMI, se desplomará 10.5%?

El comercio entre ambos países se derrumbó durante los primeros cinco meses de este año. Comparemos el periodo enero-mayo del 2019 con el del 2020.

En mayo del año pasado, el total de exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos fue de 32,100 millones de dólares, mientras que las importaciones de ese país al nuestro tuvieron un valor de 22,500 millones. Ese mes la balanza comercial de México con EU fue superavitaria en 9,600 millones de dólares.

En mayo de este año, México exportó bienes a EU con un valor de 14,900 millones de dólares y le compró a EU productos que valieron 10,400 millones. El superávit a favor de México fue de 4,500 millones de dólares.

Lo anterior significa que las exportaciones mexicanas hacia EU se desplomaron 53.5% y las de EU a México 53.8 por ciento. El superávit a favor de México se redujo 53.1 por ciento.

En el periodo enero-mayo del 2019, el valor de las exportaciones mexicanas a EU fue de 149,100 millones de dólares, mientras que el de las estadounidenses a México fue de 108,600 millones. El superávit de la balanza comercial entre ambos países fue de 40,500 millones de dólares.

En el periodo enero-mayo del 2020, las exportaciones de nuestro país a EU sumaron los 118,300 millones de dólares; las de EU a México fueron de 83,200 millones. El superávit a favor de México fue de 35,100 millones de dólares.

En porcentajes, para los primeros cinco meses de este año, las exportaciones mexicanas estuvieron 20.7% debajo de las del mismo periodo del 2019, las importaciones descendieron 23.4% y el superávit a favor de México se redujo 13.6 por ciento.

En suma, la caída del PIB de ambos países ha deprimido la demanda de bienes y servicios en ambos lados de la frontera y hasta que ésta no se recupere del lado norte, lo cual tardará unos años en suceder, el T-MEC no beneficiará grandemente a la economía de nuestro país.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.