Uno de los peores ejemplos de cómo se puede acabar con la salud financiera de un estado lo puso un priísta. Es más, un priísta que además fue Presidente de ese partido y que estuvo claramente involucrado en el proceso de nominación del actual Presidente como candidato presidencial.

Hoy, a Humberto Moreira no se le molesta ni con el pétalo de un citatorio para que explique por qué dejó en la pobreza a tantas generaciones futuras de coahuilenses.

Pero eso no impide que el Partido Revolucionario Institucional sea el autor de una iniciativa que busca claramente tapar el pozo donde muchos gobernadores y presidentes municipales ahogaron las finanzas de sus estados y municipios.

La iniciativa de los senadores tricolores también contempla sanciones que incluyen cárcel a los funcionarios bancarios que, sabiendo que están derrumbando las finanzas locales de alguna entidad, autoricen préstamos de las instituciones que representan.

Para los bancos ha sido un negocio redondo, porque al final la garantía está en las partidas federales que puntualmente cubren las mensualidades del crédito. Por eso, ahora se habla de juicios políticos y obligados solidarios, para evitar futuros exgobernadores como Humberto Moreira o Fidel Herrera, que viven retiros a sus anchas, tras haber dejado estados endeudados.

Los partidos políticos opositores al PRI no pueden estar más de acuerdo en poner candados a la forma de gastar. Quizá algunos quieran excederse en el control de los permisos de endeudarse, pero no perderán la oportunidad de aliarse con el partido político que más gobernantes locales tiene.

Lo que tienen que cuidar es que la medicina no resulte peor que la enfermedad y se dificulte tanto el proceso de obtener préstamos para estados y municipios que se cierre la llave del crédito.

LA PRIMERA PIEDRA

Aeroméxico tiene una nueva oportunidad de refrendar su liderazgo en el mercado mexicano, pero con pleno respeto a sus clientes.

La ampliación de capital que hicieron tanto Eduardo Tricio Haro, de Grupo Lala, y Valentín Diez Morodo, de Grupo Modelo, les permite tener el control de la empresa y manejarla de una manera mucho más prudente.

Eduardo Tricio Haro será el nuevo Presidente del Consejo de Administración de Aeroméxico en relevo de José Luis Barraza, este personaje que desde el Consejo Coordinador Empresarial fue el autor del mote de Peligro para México endilgado a López Obrador.

Y por coincidencias del destino, Barraza brincó a la Presidencia de Aeroméxico en tiempos de Calderón y ahora que el panista es expresidente, pues el exdirigente empresarial también es expresidente de la línea aérea. Bajo su administración, Aeroméxico abusó de sus clientes ante la ausencia de Mexicana. Precios altos, cargos extraordinarios abusivos, malos tratos, insensibilidad en pos de más rendimientos que han hecho que muchos realmente le demos la vuelta a tomarlos como la primera opción de viaje. Así que, además del capital fresco, Aeroméxico recibe la oportunidad de tener a la cabeza a empresarios verdaderamente talentosos que sí entienden muy bien que sin una buena relación con sus clientes no hay manera de mantener sano un negocio.

[email protected]