Me llegó un mensaje de voz, originado en España, que quiero compartir con los lectores. Se trata de una sátira producto de la información contradictoria recibida durante la cuarentena por el Covid-19:

“Estoy en shock con tanta información que no logro entender. El Covid-19 es como una gripe, pero mucho más grave, aunque la mayoría lo pasa sin síntomas. Es una amenaza mortal pero no hay que temerle a pesar de que hay miles de muertos. Lo estamos manejando muy bien”.

“No hay que salir de casa, pero los trabajadores sí pueden salir a trabajar y los demás a comprar. No importa juntarse muchos si están a metro y medio de distancia. No puedes salir a hacer deporte aunque vayas solo o a caminar y tomar sol, pero si tienes perro sí puedes”.

“Los médicos también pueden salir para curarnos y les aplaudimos porque son héroes pero que se vayan del edificio”.

“Puedes dormir en la misma cama que tu pareja pero no está permitido ir por la calle de a dos, ni entrar juntos a comprar, pero puedes volver a tu casa, lavarte las manos y, nuevamente, compartir la cama”.

“Las mascarillas no sirven; bueno, si estás contagiado sí. Puede ser peor usarlas si no estás contagiado, pero como no sabes si lo estás, es mejor no usarlas pero son obligatorias. ¡Cuidado!, porque no todas las mascarillas sirven. Han dicho que basta una bufanda pero cuidado al quitártela porque te infectas o me contagias”.

“Estamos jodidos porque los científicos no saben nada pero saben cómo te contagias; aunque no están seguros son los que dicen lo que debes hacer. Va a salir la vacuna pero como el virus es mutante es difícil que sirva alguna, pero tranquilos porque pronto tendremos una”.

“Hay que parar el contagio aunque no importa porque el 70% nos contagiaremos al final, pero no hay que dejar que crezca la curva. El virus estaba hace meses y la mayoría lo hemos pasado. Los que lo pasaron son inmunes, sin embargo hay casos que vuelven a tener síntomas”.

“En China volvió la cuarentena, pero no hay problema, aunque mejor no salgas a la calle porque Estados Unidos tiene más de cien mil muertos, pero otros países tienen menos de 200 y no hicieron cuarentena, aunque Suecia tiene más”.

“A los ancianos hay que cuidarlos, pero como los hospitales están saturados que se mueran en sus casas porque como son población de riesgo no tienen que salir.”

“Hay que salvar vidas pero la gente vive al día y necesita salir a trabajar porque tiene que pagar la comida, el alquiler y los servicios aunque no sale porque se contagia, eso no importa porque el gobierno les dará comida y dinero, aunque lo más probable es que no les alcance lo que les den. No protestes porque te están cuidando. Preferible estar vivo que comer cuando ya te moriste de hambre. Lo mejor es que mueras de una maldita vez pero no salgas porque es peligroso”.

“El campo no tiene trabajadores y no habrá comida para todos pero no te preocupes que el suministro está garantizado. Cuídate. Cuídame y quédate en casa, total ya no tienes trabajo”.

“No vayas al hospital si no es urgente porque están saturados pero si tienes síntomas debes ir. Lo más probable es que en casa lo pases sin problema y sea peor ir al hospital. Mejor llama para confirmarlo. Te dirán que no vayas, que ya te avisarán, pero si no vas te puedes morir”.

“No visites a los parientes mayores porque es peligroso para ellos pero ve a hacerles la compra a los vecinos mayores; pobrecitos ellos no pueden ir y sus parientes no los visitan”.

Lo anterior es una muestra que ante la desgracia o lo inevitable, el humor es un paliativo del que se vale la sociedad para liberar sus tensiones.

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.