Existe la idea errónea de que la cirugía bariátrica se realiza por estética, algo totalmente alejado de la realidad. Otra idea equivocada es que las personas obesas están así por falta de disciplina o porque de plano no quieren cuidarse. La obesidad es una enfermedad y la cirugía bariátrica podría ser una de las mejores opciones para tratarla.

La obesidad implica un desequilibro metabólico, ligado a muchas comorbilidades como diabetes tipo 2, hipertensión arterial o dislipidemias (colesterol y triglicéridos elevados), asma, reflujo, osteoartritis, apnea del sueño y depresión, máxime cuando ya se trata de obesidad mórbida.

México tiene un grave problema al respecto, pues se estima que en 15 años su número de obesos mórbidos se ha duplicado. Es el renglón más grave de la epidemia de obesidad. Conforme a la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2012), en México más de 2 millones de adultos, principalmente mujeres, padecen obesidad mórbida con una pésima calidad de vida e implican costos elevados para el sistema de salud.

Un paciente con obesidad mórbida es 60% más costoso que uno con peso normal. La alternativa de la cirugía bariátrica como el bypass gástrico, la banda o la manga gástrica para estos pacientes no es la más recurrida porque se considera costosa. Sin embargo hay estudios que demuestran que es más costo-eficiente que el tratamiento farmacológico.

Y es que los costos de tratar la obesidad mórbida abarcan no sólo terapia con medicamentos y costos hospitalarios por las comorbilidades y complicaciones asociadas, que son costos directos, sino también los indirectos, como pérdida de productividad, discapacidades temporales o permanentes, así como la elevada mortalidad de estos pacientes.

Entre las ventajas que mencionan quienes están a favor de la cirugía bariátrica está la pérdida de peso sostenida y significativa en el tiempo, aparte de que se recuperan de otras enfermedades, en comparación con el tratamiento convencional.

El estudio STAMPEDE (Terapia Quirúrgica y Medicamentos que Erradican Potencialmente la Diabetes de Forma Eficiente), publicado en The New England Journal of Medicine, mostró que los pacientes que se sometieron a cirugía bariátrica experimentaron una mejora en su calidad de vida, así como la reducción de toma de medicamentos cardiovasculares, reducción de glucosa de 5 a 10% tomó insulina en comparación con 55% del grupo que tomó fármaco , y también sirvió para controlar la presión arterial y el colesterol.

Se comprobó en dicho estudio que tras la cirugía bariátrica, los niveles de glucosa se estabilizan, evitando que el paciente requiera insulina por el resto de su vida.

Juan Lozano regresa al IMSS

El director general del IMSS, José Antonio González Anaya, tuvo el buen tino de nombrar a Juan Lozano director de Prestaciones Económicas y Sociales, que había quedado acéfala desde que David Palacios fue premiado y ascendido a director de Administración para sacar adelante las más complejas licitaciones y subrogaciones del organismo. Lozano tiene una trayectoria interesante dentro del ámbito de salud y social; seguramente ahora le servirá la experiencia adquirida en la dirección de la Comisión Interamericana de Seguridad Social (CISS), así como su paso por la Dirección de Vinculación Institucional hoy encabezada por René Curiel cuando le tocó manejar junto con Daniel Karam la crisis por el incendio de la Guardería ABC. Curiosamente, hoy a Juan Lozano en la dirección de Prestaciones le toca dirigir las más de 1,400 guarderías, además de 150 unidades deportivas y sociales, más de 70 tiendas y más de 70 teatros. Todo eso y más tiene el organismo social más grande de América Latina...

@maribelrcoronel