Desde hace más de un año, la alcaldía de Azcapotzalco y el gobierno de la CDMX presentamos el proyecto Vallejo-I, con la idea de revitalizar la principal zona industrial de la capital. En el proyecto, actualmente se invierten recursos que superan los 600 millones de pesos. Uno de los instrumentos que la ciudad utiliza para promover este proyecto es el Consejo Económico y Social, un espacio para concertar acuerdos de promoción del desarrollo entre gobierno, sector privado y social. El consejo cuenta con un presupuesto propio, que sirvió para encargar el Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial, CentroGeo, un plan maestro para la estrategia de Vallejo-I. El objetivo es contar con el mejor análisis y prospectiva para tomar decisiones sobre el futuro de la zona y para que sirva de insumo al plan parcial que elabora la alcaldía para ser presentado al congreso capitalino en febrero, que pretende adecuar los usos de suelo para detonar inversión en la zona. La primera parte del plan ya fue elaborada y nos permite conocer mucho más de lo que sucede y de lo que debemos hacer con la zona industrial. 

Vallejo es hoy una zona industrial, que después de un proceso de decadencia, logró consolidar industrias, muchas de ellas de empresas multinacionales mexicanas y extranjeras, ligadas al consumo de los ramos alimentarios, químico, farmacéutico y de transformación de minerales, que se combinan con las de almacenamiento y distribución. La aduana de Pantaco le otorga una enorme ventaja logística, a eso se suma la amplia oferta de vialidades y de transporte público, también su privilegiada ubicación en el valle, aunque eso encarece el costo de los predios (la renta es 20% mayor a sus equivalentes en Querétaro, Monterrey y Guadalajara). Además, la ciudad ofrece una sofisticada oferta de capital humano y de servicios de conocimiento. Es por eso que las empresas de Vallejo deben ser grandes industrias de productos perecederos, para aprovechar la localización; empresas de alta innovación que aprovechen el personal calificado y las instituciones de investigación; así como empresas medianas y pequeñas enfocadas en el amplio mercado local. 

La localización, el capital humano, las vías de comunicación y el transporte también la hacen ideal para el desarrollo de servicios corporativos como los que desarrollan innovación, pero también ensamble, de apoyo al negocio (o de back office) y los de comercio de mayoreo y medio mayoreo. La locación también hace a la zona adecuada para actividades verdes, que tienen que realizarse en la propia ciudad, para evitar traslados largos que generan emisiones, como el manejo de residuos y el reciclaje de materiales de construcción. Revitalizar Vallejo es importante para incrementar la productividad de la Ciudad de México, a pesar de sus condiciones de una de las grandes urbes globales.

Una razón fundamental para apoyar la revitalización de Vallejo es el empleo. En las últimas décadas, la creación de fuentes de trabajo de la capital ha sido menor que el promedio nacional, mientras que Vallejo, junto con el aeropuerto y la Central de Abasto, es uno de los grandes centros laborales de la ciudad. En un dato que podría parecer sorprendente, Azcapotzalco es, después de Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, la tercera alcaldía que más trabajo genera, más que Benito Juárez e Iztapalapa. Esto a pesar de que Azcapotzalco ha perdido población desde hace tres décadas. Vallejo y otras industrias y empresas que operan en el entorno cercano generan alrededor de 150,000 puestos de trabajo. Mantener esos empleos, incrementarlos y mejorar la calidad de los mismos es una prioridad de la ciudad, por eso, por primera vez, se está articulando una política industrial al respecto. Para que eso suceda se requiere articular políticas y actores para incrementar la inversión en la industria existente, como la industria química y de consumo, que sobrevivieron a la apertura y a la falta de políticas industriales, pero también acelerar la tendencia a generar nuevas fuentes de empleo, como los servicios de back office y los centros de distribución, pero también promover empleos relacionados con la innovación, la capacitación e introducción de mayor tecnología en los procesos industriales. 

Twitter: @vidallerenas 

Vidal Llerenas Morales

Político

Columna invitada

Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), cuenta con una Maestría en Política y Gestión Pública por la Universidad de Essex, Reino Unido y un Doctorado en Administración y Gerencia Pública por la Universidad de York.