De cumplirse el adelanto que hizo ayer el senador Emilio Gamboa, la Secretaría de Hacienda, que encabeza Luis Videgaray, enviará este viernes a la Cámara de Diputados el paquete económico 2013.

Y todo indica que podría ser aprobado vía fast track si es que, como también lo anticipó el propio titular de las finanzas públicas, el paquete económico 2013 no incluye nuevos impuestos.

Si se entrega con siete días de anticipación al plazo con que cuenta el Poder Ejecutivo -que se cumple el 15 de diciembre- y si se presenta sin miscelánea fiscal, lo más probable es que el paquete económico 2013 sea aprobado sin mayores contratiempos.

El senador Gamboa conminó a sus colegas a que aprobaran el nombramiento de los integrantes del equipo más cercano al flamante Secretario de Hacienda, precisamente ante la inminencia de la entrega de la ley de ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Incluso el propio legislador advirtió que se analiza la posibilidad de que las cámaras de Senadores y de Diputados trabajen en conferencia para analizar el paquete económico para el próximo año.

A la Cámara de Diputados le corresponde analizar y aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación y a la Cámara de Senadores le toca analizar la iniciativa de ley de ingresos.

Con mayor razón es previsible que, en virtud de la buena voluntad política observada por las distintas fracciones en el Congreso de la Unión -que, desde antes de que tomara posesión el actual presidente Enrique Peña Nieto, aprobaron las dos iniciativas preferentes que envió el ahora expresidente Felipe Calderón-, pudieran también aprobar en fast track el paquete económico. No sería difícil, considerando que el exsecretario de Hacienda y ahora flamante secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, marcó el camino con el que se logró aprobar el último paquete presupuestal sin mayor problema.

Lo presentó sin miscelánea fiscal o -como otros lo califican- en calidad de paquete económico inercial. De continuidad, pues.

Es muy probable que se repita la fórmula tomando en cuenta la amistad y cercanía entre Videgaray y Meade, los secretarios de Hacienda entrante y saliente.

No se necesita ser el más observador para prever que el paquete económico 2013 no contendrá mayores sorpresas y, en consecuencia, será aprobado rápidamente.

Lo que también es previsible es que, desde muy temprano el próximo año, el gobierno de Enrique Peña Nieto enviará la iniciativa de ley de reforma hacendaria.

Ahí vendrán los temas escabrosos. Seguramente, ahí vendrá el aumento de impuestos. La generalización de la aplicación del Impuesto al Valor Agregado será inevitable.

La reforma hacendaria será la fuente de los recursos que son requeridos para los programas prometidos. En ese sentido, ayer mismo el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, dio una pista muy importante.

Declaró que para llevar a cabo un gran número de propuestas del Pacto por México se requieren recursos económicos que deberán salir de una reforma hacendaria.

Mientras no haya recursos nuevos, no puede haber nuevos programas, sentenció lacónicamente el legislador priísta.

Manlio Fabio anticipó que los programas estarán perfectamente encorchetados para cuando existan los recursos necesarios.

Tampoco se necesita ser el mejor observador para anticipar que el camino hacia la aprobación de la reforma hacendaria ya está preparado. El perfil operativo que tienen los integrantes del gabinete tanto político como económico de Peña Nieto quedó perfectamente claro y comprobado con la firma del Pacto por México por los representantes de las tres más importantes fuerzas políticas del país.

Por eso, también es previsible que las negociaciones que llevarán a la aprobación de la reforma hacendaria ya han iniciado y tienen amplias expectativas de concretarse en términos positivos.

¿Por qué? Simple y sencillamente, porque el Pacto por México implica la voluntad de las principales fuerzas políticas para transformar a México. Y ello incluye la aprobación de las reformas necesarias.

Adicionalmente, el Pacto por México incluye muchas de las acciones anunciadas por el presidente Peña en su mensaje a la nación y tales acciones y compromisos requieren recursos extraordinarios para concretarse.

Para poder cumplirlos, se requieren recursos multimillonarios que sólo pueden provenir de las reformas económicas estructurales pendientes y una de ellas es la reforma hacendaria. Otra que tendrá que realizarse, prácticamente de manera paralela a la hacendaria, es la reforma energética que si bien no implica recursos directos sí implica la posibilidad de que detone la atracción de capitales y que ello redunde en una mayor generación de riqueza y mayor pago de impuestos.

Por eso es previsible un paquete económico fast track y una reforma hacendaria temprana en el 2013.

CUENTOS VERAS

Llega al Instituto Mexicano del Seguro Social el hombre que más sabe de pensiones en México: José Antonio González. Es, además, uno de los hombres que más saben de números. Sin duda, fue la mejor elección para enfrentar el desafío mayúsculo que tendrá que enfrentar el IMSS: la crisis financiera de la institución.

Twitter: @marco_mares

[email protected]