Se han terminado de dar a conocer los reportes corporativos al primer trimestre del año y, con esto, podemos ver cómo han empezado el año las principales cadenas comerciales y qué se espera para los siguientes meses

En general, vimos que el consumo mantiene un buen dinamismo en un entorno en donde la confianza del consumidor se ha mantenido estable, con un tipo de cambio que en el primer trimestre del año se apreció con respecto a lo registrado el año anterior y una creación de empleos favorable.

Este panorama resultó en una mejora en el poder adquisitivo de las personas que a la vez se tradujo en mayores ventas para el sector comercial. El primer trimestre de este año, además, tuvo la ventaja de que la Semana Santa se ubicó en marzo, a diferencia del año anterior en donde fue en abril, lo que favoreció al comparativo en la mayoría de las tiendas comerciales, ya que en ese periodo vacacional se refleja un mayor nivel de ventas.

El crecimiento en ventas, sin embargo, aún es mixto. En cuanto a las tiendas de autoservicios, pudimos ver cómo Walmart de México y La Comer, tuvieron los mejores resultados del sector. Walmex sigue siendo líder, ofreciendo los mejores precios gracias a los importantes avances que ha tenido en productividad.

Por otra parte, La Comer se ha beneficiado del segmento de la población al que atiende, logrando tener una oferta de productos en sintonía con las nuevas necesidades de los clientes y con mejoras en rentabilidad al haber adaptado sus operaciones al tamaño actual de la empresa.

A diferencia de otras cadenas comerciales, a La Comer le perjudica el periodo de Semana Santa, ya que la mayoría de sus clientes salen de viaje, dejando de consumir en sus tiendas, por lo que en abril el comparativo le beneficiará.

Contrario al desempeño de estas dos empresas, Soriana presentó los peores resultados del sector con un casi nulo crecimiento en ventas, muy por debajo del promedio de la Antad Autoservicios. Esto, a pesar de que cuenta con las nuevas tiendas que adquirió de Comercial Mexicana, las cuales tienen que cambiar al nombre de Soriana a más tardar el siguiente mes.

Las empresas siguen avanzando en rentabilidad, se tiene un estricto control de costos y gastos con innovaciones que permiten avanzar día a día en productividad y así el sector va creciendo de manera rentable a pesar de tener un entorno más competitivo.

En cuanto a Liverpool, dentro del sector de departamentales, podemos comentar que el crecimiento en ventas fue menor al promedio de los últimos años, si no tomamos en cuenta la incorporación de las operaciones de Suburbia.

El margen UAIIDA (Utilidad antes de Impuestos, Intereses, Depreciación y Amortización) cayó -250 puntos base y llegó a un nivel históricamente bajo para la empresa.

Si bien el sector autoservicios le ha ganado algo de participación de mercado a las tiendas departamentales, aún hay elementos como el servicio posventa que deberían potencializarse para lograr un mayor crecimiento en el sector.

Hacia los siguientes meses el escenario es relativamente incierto. Las próximas elecciones presidenciales y la incertidumbre sobre la resolución del TLCAN generan nerviosismo y esto se refleja en la depreciación del tipo de cambio y así la confianza del consumidor podría empezar a disminuir.

Es entonces que el entorno sería más retador y gran parte de la evolución del sector dependerá del resultado de estos dos temas relevantes para el país.

*Cristina Morales es analista sénior de Signum Research.