La presencia del coronavirus ha impactado a distintos países del mundo y dentro de ellos a la mayoría de los sectores de la economía, sin embargo, el momento de mayor impacto se ha dado dependiendo del tiempo en el que el virus haya llegado a la región

En México, el mes que se espera sea el de mayor afectación es mayo. Un mes en donde prácticamente todas las actividades no esenciales permanecieron cerradas y gran parte de la población permaneció en casa.

Aun en este entorno, uno de los sectores más defensivos ha sido el comercial, ya que las tiendas enfocadas al abasto de productos básicos han permanecido abiertas y las únicas salidas permitidas han sido a los supermercados.

Las características del sector han cambiado y las compras en línea han tenido un alto crecimiento en la búsqueda por cumplir con las medidas de confinamiento. Es entonces que las empresas con las mejores prácticas de ventas en línea se han visto beneficiadas en este entorno.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó una baja en ventas totales para el mes de mayo pasado de 16.2% en su comparación con el mismo mes del año anterior, y las ventas de las tiendas que llevan abiertas más de un año decrecieron 19% con respecto a mayo de 2019.

Cabe destacar que no solo se tiene afectación en las ventas comparables sino también en las ventas totales, en donde se consideran aperturas de tiendas, ya que estas tuvieron que ser pospuestas por la presencia del coronavirus y algunos de los proyectos quedarán cancelados hasta el siguiente año.

En estas variaciones, hay una diferencia significativa en el desempeño por línea de mercancía y por tipo de tienda pues aunque tradicionalmente todas están relacionadas con las características de los consumidores, ahora atravesamos por una situación atípica en donde la población ha buscado abastecer sus necesidades básicas dejando a un lado bienes que no son totalmente necesarios en estos momentos.

La línea de mercancía más afectada es la de ropa y calzado, con una baja en ventas totales superior al 50% durante mayo, y por consecuencia, las tiendas Departamentales tuvieron una baja de la mitad en sus ventas totales debido a la alta participación de la línea de ropa en su mezcla de productos.

Por otra parte, las tiendas especializadas a pesar de también haber tenido fuertes bajas, han reflejado ser más defensivas con respecto a las tiendas departamentales. El decremento en ventas totales durante mayo pasado fue de doble dígito bajo.

Algunas de estas tiendas se han beneficiado de las ventas en línea y de productos que han sido necesarios para adaptarse a esta nueva modalidad de entregas a domicilio, oficinas y centros de entretenimiento en casa.

Las tiendas de autoservicio tienen el mayor beneficio con un alza de doble digito en las ventas totales y un crecimiento las ventas de las tiendas abiertas en los últimos doce meses por arriba de la tendencia esperada para el año.

Al ser de las pocas tiendas abiertas, se han beneficiado de mayores ventas tanto en bienes de consumo básico como en otro tipo de bienes relacionados con el acondicionamiento del hogar.

Una vez abran más tiendas físicas, esperamos una mejora en el comparativo de ventas aunque no con crecimientos tan fuertes por cierta cautela que mantendrá el consumidor ante un alto nivel de desempleo, con lo que la recuperación será gradual.

Cristina Morales, Analista Senior.