Se ha decidido que el Buen Fin se llevará a cabo del 9 al 21 de noviembre lo que implica 11 días de venta. La extensión de días en parte será benéfica pues permitirá que las personas no acudan a un mismo lugar al mismo tiempo favoreciendo así la sana distancia.

Nos encontramos en la recta final del año, casi iniciando el cuarto trimestre en donde tradicionalmente las empresas del sector comercial tienen los mejores resultados del año.

Generalmente, en estos meses se llevan a cabo las ventas más importantes orientadas en ofrecer fuertes descuentos y opciones de compras a mensualidades sin intereses, con el fin de incentivar las compras y así poder lograr mejores resultados.

Ahora esperamos ciertos cambios ya que este 2020 ha sido todo menos normal. La presencia del coronavirus en México y en el mundo ha provocado una disrupción en la vida de las personas, así como en la operación habitual de la mayoría de las empresas dentro de las cuales muchas han tenido que cerrar sus puertas durante varias semanas del año y otras, si bien han permanecido abiertas, han estado sujetas a una serie de limitaciones en su operación.

La población en México se ha regido por la imposición de semáforos en los diferentes estados de la República los cuales han marcado el momento en que se van liberando posibilidades de una mayor movilidad, pero la reapertura ha sido gradual.

A la fecha aún hay restricciones de capacidad en los distintos comercios y restaurantes, así como horarios reducidos de apertura, no todos los empleados han regresado a su lugar físico de trabajo y principalmente, no se ha tenido un regreso físico a clases.

Por otra parte, hay gente que aun no se siente confiada en regresar a una vida social y esto sigue limitando las visitas que se hacen a los distintos centros comerciales.

En este entorno, las empresas del sector comercial se empiezan a preparar para lo que se ha convertido en la venta anual más importante del año que es el Buen Fin.

Tradicionalmente, esta venta se hace en noviembre, durante cuatro días en donde se ofrecen promociones del tipo 3x2 y principalmente mensualidades sin intereses.

Este año, inicialmente se había pensado en adelantar la edición del Buen Fin sin embargo, el poder adquisitivo del consumidor ha sido visto afectado, ya sea por un mayor desempleo o bien por disminuciones en sueldos de varios sectores, lo que espera sea parcialmente compensado por la repartición adelantada del aguinaldo.

Se ha decidido que el Buen Fin se llevará a cabo del 9 al 21 de noviembre lo que implica 11 días de venta. La extensión de días en parte será benéfica pues permitirá que las personas no acudan a un mismo lugar al mismo tiempo favoreciendo así la sana distancia.

Consideramos, además, que esta ocasión el enfoque será diferente y no predominarán las promociones de mensualidades sin intereses pues este año dejó una clara lección de que las fuentes de ingreso pueden no estar garantizadas, por lo que esperamos que los consumidores sean más renuentes a adquirir compromisos de deuda a futuro.

Esperamos entonces que las ofertas con descuentos sean las más atractivas y que las ventas en línea tengan una mayor participación dentro de las ventas totales, así como ha sido durante el año ya que las tiendas físicas estuvieron cerradas por un largo tiempo.

Las empresas se enfrentarán a una alta demanda en línea y en tienda física, con procesos de logística que aun no operan al 100% y con opciones de entrega a domicilio que en varios casos dependen de la operación de terceros.

No creemos que las ventas en esta edición del Buen Fin tengan un alto crecimiento, pero si esperamos un buen dinamismo que puede servir para empezar un mayor impulso de la economía hacia los siguientes meses.