En el año 2001 el banco de inversión Goldman Sachs denominó BRIC a un grupo de países emergentes: Brasil, Rusia, India y China, que tienen en común un crecimiento económico importante. En ese entonces, los cuatro países representaban 8% del Producto Interno Bruto mundial.

Ahora constituyen 15 por ciento. También significan 40% de la población mundial. Para el año 2050, según Goldman Sachs, serán cuatro de las siete economías más importantes del mundo.

Además, ahora, la mitad del crecimiento económico mundial se debe gracias a su economía.

Mientras que los países desarrollados crecen y lo harán en el futuro a tasas bajas, los BRIC lo harán a tasas altas.

Son las dos velocidades que caracterizan el crecimiento económico mundial y previsiblemente las del futuro próximo, por conforme los eventos se están dando.

A partir del reconocimiento de la importancia de este grupo de países, sus líderes se reúnen cada año, pero no toman decisiones drásticas.

Quizás la razón de ello se encuentra en que los cuatro países tienen el deseo de satisfacer el apetito de un protagonismo mundial pero los limita como grupo las grandes diferencias que existen entre ellos. Brasil e India son democracias, China y Rusia, no. Rusia, China e India tienen armamento y Brasil no.

Brasil y Rusia son más activos en los foros internacionales, China e India son más cautelosas.

En el comercio mundial, Brasil y Rusia quieren la liberalización comercial, mientras que China e India, protegen a su agricultura.

Recientemente señalaba a propósito de la ultima reunión celebrada en Brasil, el diario O Estado de Sao Paulo: Rusia, India y China tienen ambiciones bien definidas para ocupar espacios crecientes en la economía y en la política internacional. Son proyectos nacionales que no se subordinan a fantasías tercermundistas .

El diario local agregaba: El proyecto chino incluye la conquista de los mercados de África y América Latina, desplazando también a Brasil .

Otra fuente, la de Cepal señalaba en un informe reciente que China puede superar a la Unión Europea y a Estados Unidos como el principal mercado de las exportaciones e importaciones de América Latina .

En la política internacional los cuatro países tienen diferencias, como por ejemplo, India apoyo el primer paquete de sanciones contra Irán.

Rusia está demasiado comprometida con EU en el caso iraní y China probablemente estaría en una tesitura similar.

Brasil, sin embargo, plantea mayores conversaciones con Ahmadineyad, más por intereses que por simpatía al régimen.

Hay también algunas similitudes, como por ejemplo, los cuatro discuten acuerdos bilaterales para lograr compensaciones comerciales sin depender del dólar.

El grupo formado por Brasil, Rusia, India y China consolida sus intereses nacionales por encima de todo y constituye un contrapeso de poder al de las potencias occidentales. Es uno de los ejes políticos y económicos del siglo XXI.

smota@eleconomista.com.mx