Hace días volvió a decir el Presidente Andrés Manuel López Obrador que no le gusta delegar, pero cada día que pasa se prueba que el Gobierno es tan grande que la supervisión de todos los detalles de la cotidiana tarea de gobernar no puede atenderlos solo el Ejecutivo Federal.

Los reclamos en Veracruz y en Puebla, a pesar de los mandatarios morenistas, son incidentes que prueban que el Presidente, por más poder que concentre, no puede al mismo tiempo ser Jefe del Estado y la personificación del Fonden.

En la guerra, quien comanda delega en subordinados la tarea de involucrarse directamente en los combates. Así mantiene la visión de todo el campo de batalla, la pierde si se involucra directamente en los combates y al perderla puede perder la guerra.

Torpes los anayistas, pero no hay más

A los quienes han escrito la historia del PAN, por cierto, los mejores han sido ajenos al partido, concuerdan en que desde hace casi 60 años que el partido no vivía tiempos tan difíciles, tan hostiles, como los actuales.

Hoy que Marko Cortés ha sido reelegido como dirigente nacional, quizá sea tiempo de escuchar voces distintas, porque la de los anayistas parecen las voces de una consultoría política que trabaja para Morena.

Con ejemplar torpeza Marko Cortés presume sus “ocho presidenciables”, el colmo, hasta incluye ¡a Ricardo Anaya! Si no pulsan y aprovechan la vitalidad vigente del PAN y sus viejos valores, los anayistas no tienen remedio, y a la Jardiel Poncela, dejémosles por imposibles.

Reforma eléctrica, la olla de tamales

Quien esto escribe confiesa no haber leído aún la iniciativa presidencial, la dizque reforma eléctrica que hace cambios hasta en el sector petrolero y minero, así que sólo conoce los detalles publicados en El Economista.

Quizá por ello califica la iniciativa presidencial de acuerdo con la imagen de la olla de tamales, de dulce, de chila, de manteca y chipilín, que es la mejor descripción de ese Partido Oficial que, pese al Poder, no logra pasar de “movimiento”.

Lo mismo hay figuras técnicas que de facto dejan indefensas a las generadoras de electricidad particulares, casi equivalente a una expropiación. Veremos, pero lo conocido hasta ahora solo prueba que en Palacio Nacional ven al futuro, pero en el espejo retrovisor.

NOTAS EN REMOLINO

Este Gobierno ama a la Comisión Federal de Electricidad. Pues no lo demuestra, las cifras dicen que la inversión física en la CFE se redujo en 23 por ciento… Un hitazo seguro la iniciativa de Alejandro Encinas de una comisión para investigar los delitos del pasado. No puede fallar cuando habla de “compensación” a las víctimas, las filas serán de la misma extensión de la capitalina Avenida Insurgentes… ¿Si explicó Tatiana Clouthier que el abasto de autos a electrodomésticos loa afecta la crisis de producción de chips? Creo que no, si no porque hablan de “parques industriales para producir electrodomésticos. Diría Topo Gigio: ¡qué comunicación!... ¡Qué falta hizo Don Luis González de Alba este dos de octubre! Quizá no habrían distorsionado tanto el significado de aquel trágico acontecimiento… El centenario de la SEP. Lo celebran con la noticia de que aumentó el analfabetismo… A reflexionar con esto de Hannah Arendt: “La maldad prospera en la apatía, sin ella no puede existir” …

José Fonseca

Periodista Político

Café Político

Lee más de este autor