El monto de la sanción representa 55.5% de la utilidad neta reportada por esa institución bancaria al cierre de diciembre del año anterior.

Las debilidades en sus controles para prevenir el lavado de dinero en México le costaron al banco HSBC una multa y recargos por un total de 379 millones de pesos.

Falta todavía ver de qué tamaño será la sanción correspondiente que le aplicarán en Estados Unidos.

Aquí, en México, se decidió aplicarle la multa más alta en el sector financiero.

El monto representa 55.5% de la utilidad neta reportada por esa institución al cierre de diciembre del 2011; es el equivalente a 14% de las utilidades del grupo para el mismo lapso.

Sin duda, es un golpe muy fuerte para la institución, tanto en términos económicos como en términos de imagen.

Sin embargo, hay que recordar que se trata de un banco global cuya dimensión le permite absorber tal pérdida; aun, la inminente multa que le habrán de imponer en EU, cuyo monto, todavía no se determina.

En México, se trata de multas y recargos por faltas administrativas, es decir, por el aviso tardío o la omisión de información relacionada con operaciones inusuales.

HSBC reportó tardíamente 1,729 operaciones inusuales, omitió informar sobre 39 operaciones de ese tipo e incurrió en 21 faltas administrativas.

El escándalo en torno del tema estalló en Estados Unidos porque allá sí está permitido que se difunda la información sobre la investigación y sanción que realicen las autoridades sobre instituciones financieras; en México está prohibida tal difusión en tanto no se finquen las multas.

La mayor parte de la información que se hizo pública en Estados Unidos se basa en los señalamientos que hizo en su momento el órgano supervisor del sistema financiero mexicano, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que preside Guillermo Babatz.

Sin embargo, como incluso lo reconocen las propias autoridades mexicanas, fue en virtud de que la información se hizo pública en Estados Unidos por lo que el banco HSBC, finalmente, pagó las multas y recargos que venía evitando con la interposición de un amparo hasta ahora.

El presidente y director general de HSBC México, Luis Peña Kegel, viajó en los últimos días -luego de que se hizo público el tema en Estados Unidos- a Londres para convencer a las máximas autoridades de HSBC de la necesidad de pagar la multa y los recargos lo más pronto posible, antes de que se hiciera público el monto de la multa que se aplicará, por el caso, a la institución en Estados Unidos.

La audiencia en el Senado de Estados Unidos, en donde se revisa el tema, fue el pasado 17 de julio y una semana después se llegó al acuerdo del pago de la mayor sanción impuesta a un intermediario en México.

Para Peña, el pago de la multa en México implica dar carpetazo a esta crisis que vive la institución.

Tanto el presidente del órgano regulador, Guillermo Babatz, como el Presidente de la Asociación de Bancos de México coinciden en descartar un riesgo sistémico derivado de la debilidad en los controles antilavado y, por el contrario, aseguran que se ha fortalecido el sistema.

CUENTOS VERAS

Aeroméxico lanzó su resto por México y el mercado aeronáutico nacional al anunciar que invertirá 11,000 millones de dólares para la compra de 100 aviones Boeing de nueva tecnología.

El presidente de la aerolínea y el director general, José Luis Chacho Barraza y Andrés Conesa, están echando toda la carne al asador y el objetivo inocultable es consolidarse como la empresa número uno de México.

A pesar de la elevación del precio del combustible y la depreciación del peso frente al dólar, Aeroméxico ha logrado resultados muy positivos y, en paralelo, anuncia uno de los planes más ambiciosos de renovación y ampliación de su flota aérea.

Se ve muy cuesta arriba que la agonizante Mexicana de Aviación pueda retomar el vuelo, luego de una decisión de negocios tan audaz como la de Aeroméxico que, además, seguramente, pondrá en serios apuros al resto de sus competidores.

Resulta contrastante que Aeroméxico anuncie la inversión más alta que se haya registrado en la historia de la industria aérea nacional, mientras que en el caso de Mexicana, los postores( de paja todos, no sólo Med Atlántica de Christian Cadena), no han logrado reunir los 300 millones de dólares que se requieren para la reestructura de la cuasi octogenaria línea aérea que actualmente está en concurso mercantil.

Aeroméxico está buscando la fuente de la eterna juventud con la modernización de su flota aérea, pues con las compras anunciadas pretende mantenerse como una de las más jóvenes en la industria a nivel mundial.

Twitter: @marco_mares

[email protected]