Ellos no la impulsaron, pero si adecuaron a una supuesta realidad de México el deseo de Estados Unidos, que nuestro país cambiará el sistema de justicia penal. Los vecinos pusieron millones de dólares. El PAN con Felipe Calderón en respuesta anunció una panacea’’ de reformas, mientras varios ilustres’’ del PRI, del legislativo, gracias a su influencia como oposición y beneplácito blaquiazul acomodó’’ piezas.

Hoy que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), recuperó la Silla Presidencial y se supone el mando del país en todos los menesteres de prevención y persecución del delito, más la impartición de justicia, quienes ahora pretenden adecuar’’, las reformas del Nuevo Sistema de Justicia Penal en bondades para gobernar a futuro, que fue aprobada desde junio de 2008 y no se revierta en su contra.

La Reforma de Justicia Penal, pondera el respeto de derechos humanos de los presuntos responsables, tanto como de los justiciables (víctimas), ese renglón se ha convertido en un dolor de cabeza para el gobierno de Enrique Peña Nieto. Ahí está el caso de la francesa Florence Cassez, que más que un ejemplo de justicia, fue el pago de un compromiso diplomático y nada más.

El caso de Rafael Caro Quintero, uno de los barones de la droga históricos, después de estar preso durante 28 años, pese a que la Procuraduría General de la República (PGR) imputo delitos habidos y por haber, salió libre y hoy es buscado, sin que se conozca un solo responsable de esa decisión, igual que ocurrió con la gala Florence Cassez, simple y llanamente por el famoso: debido proceso’’.

Como diría Cantinflas’’ o es una cosa o es otra. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), alertó desde que el Constituyente, aprobó en 2008 que la mencionada reforma significaría a futuro un reto y además que aplique al 100% en junio de 2016, por obligaciones a cumplir, consecuencia de los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, que firmaron acuerdos Internacionales que obligan’’, no recomiendan’’ como era antes.

La suprajurisdicción de Tratados y Compromisos Internacionales firmados por los panistas, supeditaron a la Carta Magna Mexicana y se ha tenido que trabajar en varios casos bajo esos mandamientos. Ahora el próximo Fiscal General de la República, de acuerdo a otra reforma, que aplicará también a futuro, Jesús Murillo Karam, se encuentra en el dilema de me preocupo y ocupo’’.

¡Ojo! Respecto a esas leyes internacionales, serán obligatorias al 100% en suelo local e internacional a partir del 2016. El máximo tribunal de justicia del país, ha resuelto esos compromisos internacionales por mínimos que sean, que llevó a le significó un galardón de la ONU, que presume el saliente presidente Juan N. Silva Meza, él ya cumplió, con lo asumido por los últimos dos expresidentes panistas, no hay nada que explicar.

El temor de PGR o próxima Fiscalía, está ahí. Son ocho imputaciones contra Joaquín El Chapo’’ Guzmán Loera, de las cuales, Juzgados Federales del Poder Judicial de la Federación, en tres de ellos han decretado autos de formal prisión. Todas las causas penales son: 30/1996; 50/2009; 16/2001 –su fuga-; 206/2010; 175/2011; 50/2011; 65/2011 y 364/2012, quien sabe que ocurra, porque se darán a conocer más, ya verán.

Murillo Karam, observa que todo se atomizo’’ en la impartición de justicia, quienes sustentaron decisiones de independencia e imparcialidad. Ahí están las voces de los integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF), que incluye a todos: Ministros; Magistrados; Jueces e integrantes del mismo poder.

Nos cuentan en la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal (SETEC), que ya se están pasando tiempos, aunque el compromiso del presidente priísta, es que en junio del 2016, todo esté operando al 100% para evitar cuestionamientos nacionales o internacionales.

COMMODATO

El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba, no la va a librar por nada, aunque presuma amistad’’ con el presidente Peña Nieto, que ganó popularidad nacional e internacional, moleste algunos u otros la reaprehensión de Joaquín El Chapo’’ Guzmán Loera, que lo tiene en las nubes, por tanto, ni quien pele al tamaulipeco, si es detenido, irá directo ante el Ministerio Público de la Federación y luego a Tribunales.