Entre lo público y lo privado transcurre la contienda de los aspirantes del PAN a la Presidencia de la República. El velo de la incertidumbre sobre el resultado final ha eclipsado este ejercicio que, más de una vez, ha estado a punto de salirse de control y fracturar a la cúpula partidista.

Marcadas por la belicosidad de Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero, las últimas semanas han sido de estática y hastío, si nos atenemos a lo que establecen las encuestas publicadas: ni Santiago Creel fue avasallado ni los ataques entre los punteros impactaron las preferencias; mucho menos, los foros y los debates. ¿Será que la contienda está definida de antemano o que las mediciones nunca pudieron identificar a los votantes inscritos en el padrón azul?

Una es la agenda pública y otra, la realidad. Los tres aspirantes panistas han recorrido el país y algunos de sus mítines serían la envidia de cualquier candidato presidencial.

También se han reunido con líderes empresariales y han recaudado fondos que nunca serán declarados ante la autoridad electoral.

En la recta final de la contienda -y si se cumplen las amenazas lanzadas desde bandos contrarios- una sucesión de ataques directos entre los equipos de Vázquez Mota y Cordero marcará las horas finales; ensombrecerá el aura de ambos personajes.

Dos ejemplos: ayer circulaba información -no difundida por los corderistas, por supuesto- sobre un desayuno entre maestros panistas y Ernesto Cordero en un salón del hotel Fiesta Americana, en Paseo de la Reforma. Había representantes de 55 secciones sindicales del SNTE, de casi todo el país. De eso no queda la menor duda. ¿Habrán discutido sobre la realidad educativa o sobre la operación electoral del próximo domingo? La insinuación de que las huestes de La Maestra Elba Esther Gordillo trabajarían en favor del proyecto corderista no resulta inverosímil.

Y el fin de semana pasado también se conoció evidencia irrefutable de la verdadera postura de Vázquez Mota respecto de los debates organizados por la Comisión Nacional de Elecciones del PAN: el audio de la Diputada federal con licencia, en diálogo franco con uno de sus colaboradores cercanos en el que se le escucha referirse con desprecio de Cordero Arroyo -le llama rastrero - y condiciona su presencia en los foros de discusión convocados por la cúpula partidista: Ya le dije a Madero , decreta, que habrá debates cuando lo diga yo. Punto .

Al cierre de este espacio llegaba información sobre el contenido de otros dos track –uno, de gobernadores panistas que traban acuerdos con Vázquez Mota y otro, con el senador Diódoro Carrasco Altamirano– pero su contenido no pudo precisarse.

¿Vendrá una avalancha de anuncios negativos o el triunfador ganará a la buena, como ayer proclamó Ernesto Cordero? Nada permite -por ahora- conocer el curso actual de la interna panista, a la que están convocados 1 millón 800,000 militantes activos y adherentes.

Para evitar una catástrofe, la jornada del próximo domingo 5 de febrero tendría que transcurrir con orden, sin incidentes y a gran velocidad en 2,000 centros de votación que se instalarán en todo el país.

El precandidato ganador será el que obtenga la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos. Si ninguno logra ese porcentaje (50 más 1), será electo candidato quien logre una mayoría de 37% o más, con una diferencia de 5% o más del precandidato que le sigue en votación. Como en los procesos electorales del IFE, las mesas directivas publicarán los resultados en el exterior de la casilla y enviarán el paquete a la Comisión Nacional de Elecciones, que preside José Espina Von Roehrich, quien se encargará de proclamar al ganador y emitir la declaración de validez de la elección.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿FUEGO AMIGO... O guerra sucia? Después de que se hiciera público que el tránsito de los últimos tres gobernadores de Tamaulipas, además de colaboradores cercanos y familiares, debe ser reportado, en la cúpula nacional del PRI se han quedado sin argumentos. ¿Cómo entender que uno de los afectados, Manuel Cavazos Lerma, ahora se queje de las acciones de las autoridades ministeriales, si su líder nacional, Pedro Joaquín Coldwell, todavía ayer insistía en el blindaje que debe proveerse al proceso electoral, ante las amenazas del crimen organizado?

LA AFI, EN LA PANTALLA. Teri Polo y Esai Morales, dos estrellas de Hollywood, protagonizan We have your husband, una película difundida el año pasado en la televisión de cable de Estados Unidos sobre el rapto y posterior cautiverio del empresario mexicano Eduardo García Valseca, hijo de un legendario editor de periódicos (sic), ocurrido hace cuatro años. Basada en una historia real , la filmación presenta los modus operandi de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y del EPR, entidad a la que se responsabiliza del secuestro. Y sobre todo, la égida de Jayne, la esposa de García Valseca, quien -no obstante el abandono de las autoridades y la falta de solidaridad de sus vecinos de San Miguel de Allende- logró recolectar la millonaria suma del rescate y negociar exitosamente con los raptores. Esta película, filmada por Silver Screen Pictures para Lifetime Television, ya está en la programación de los sistemas de cable local.