En martes ni te cases, ni te embarques, reza el viejo refrán; martes 13, de la mala suerte; martes 29 de octubre, año en que estalló la crisis de 1929; también fue un martes cuando ocurrieron los atentados de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre del 2001, y ya mejor ni sigo.

Ayer se sumó un nuevo martes negro en el mundo financiero, en esta ocasión como colofón de la crisis que se vive en Grecia desde hace algunos meses, ocasionada por su abultado déficit público y por su deuda, que se estima en 300,000 millones de euros.

La estocada final la dio Standard & Poors, que ayer anunció una baja de tres escalones en la calificación de este país a BB+ , considerada como altamente especulativa o deuda basura .

Y tras conocerse la mala nota inició el efecto dominó, con una caída generalizada en las bolsas, incluida la de México, en donde el IPC retrocedió 3.23%, en línea con las bolsas europeas, que se ubicaron en los peores niveles de 11 meses: Alemania perdió 2.73%; España 4.19%; Francia 3.82% y Grecia, por supuesto que fue la peor, con un desplome de 6 por ciento.

Al cierre de las bolsas iniciaron los comentarios en los principales diarios financieros y los no financieros del mundo Pero en Tokio ya es miércoles, ¡gracias a Dios! y ahí el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, anunció que iba a convocar una cumbre de los países de la zona euro hacia el 10 de mayo , para debatir sobre la crisis griega.

Al menos esa reunión será en lunes.