Es apenas el teaser de un documental cuyo estreno está próximo y cuya intención es incidir en la asamblea de los socios de la Cooperativa Cruz Azul. Y como mucho de lo que ahora está a la mano en YouTube o en Netflix, muestra una parte de la historia con recursos dramáticos y voces supuestamente autorizadas.

A veces a cuadro, a veces en off, los afectados por la “dictadura” de Guillermo Billy Álvarez. Y en todo el story board, la máquina celeste que tenía en su planilla a figuras como El Gato Marín, Cesáreo Victorino, Fernando Bustos y el Centavo Muciño hace cinco décadas y que actualmente en el torneo Guardianes es súper líder y rompe récords.

“El equipo de fútbol se formó con gente que trabajaba en la Ciudad Cooperativa hace 50 años”, recuerda un empleado de la cooperativa, sin tanto apego a la realidad. Álvarez pudo haber aceptado los ofrecimientos de la vieja jerarquía política para ser gobernador de Hidalgo, asegura otro, aunque el filme ni siquiera refiera a los integrantes del Grupo Huichapan —Javier Rojo Gómez y Adolfo Lugo Verduzco, entre sus principales exponentes—, consentidos del priismo durante tres sexenios.

Los principales exponentes del Grupo Pachuca —los exgobernadores Jesús Murillo Karam y Miguel Ángel Osorio Chong—, así como el expresidente Enrique Peña Nieto son aludidos directamente: habrían formado parte de la nómina del Billy. Al igual que decenas de figuras deportivas y empresarios presuntamente a su servicio. Álvarez —de acuerdo a esas versiones— habría sustraído más de 42,000 millones de pesos de la Cooperativa. “Un fraude siete veces más grande que la Estafa Maestra”, acusan.

Por mandato del juez 60° de lo civil de la CDMX, Juan Manuel Uribe Salazar, los socios deberán votar sobre 15 asuntos y “poner fin a las controversias y litigios entre los diversos grupos en disputa”.

Después de dos años y medio, y un torrente de promociones judiciales, tendrá que sesionar la Asamblea General esta mañana. José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez fueron electos en agosto de 2018 como presidentes de los consejos de Administración y de Vigilancia, respectivamente, pero no fueron reconocidos por Billy Álvarez y Víctor Manuel Garcés, quienes deben responder por la presunta administración fraudulenta, tentativa de fraude procesal y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En ese lapso, también por mandato judicial, las instalaciones de la cementera en Puebla, Aguascalientes y Oaxaca han sido entregadas a los presidentes de los Consejos de Administración y de Vigilancia. Falta la planta de Ciudad Cooperativa, ubicada en Tula.

Hace 20 días, el gobierno de Hidalgo exhortó a la representación legal de los Consejos a un “diálogo constructivo” con los dirigentes del llamado Núcleo Cooperativo, las empresas productivas y el ejido Bomintzhá.

Y es que el cierre de la planta —actualmente sitiada por más de 300 policías bancarios y guardias de seguridad privada, contratados por Álvarez— propició que la incidencia delictiva creciera en Tula. Y que en los alrededores comenzara un incipiente fenómeno: el huachicoleo de los sacos, que son adquiridos en efectivo, sin factura en las compras menudistas, pero con falsas remisiones a gran escala.

A raiz del exhorto del Ejecutivo hidalguense, representantes de ambas facciones acudieron a sendas reuniones con diputados del Congreso local, la semana pasada. El expresidente de la mesa directiva y el alcalde morenista, Ricardo Baptista, ha pugnado públicamente porque las autoridades locales atiendan las afectaciones generadas a la comunidad por el conflicto.

El gobierno de Hidalgo tendría que garantizar la entrega pacífica de las instalaciones al grupo mayoritario, que en vísperas de la etapa definitiva avaló la filmación y difusión del documental “Azul Oscuro, Azul Celeste” para impactar a las audiencias, fuera de la Cooperativa.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor