En los últimos años, el origen y el monto de las divisas han tenido cambios relevantes de los que no siempre la sociedad mexicana es consciente. En el 2015, de enero a octubre, de acuerdo con el Banco de México (Banxico), la exportación de productos manufactureros fue la primera fuente de divisas, al sumar 283,680 millones de dólares.

De esta cantidad, la industria automotriz representa más de la tercera parte, con ventas al exterior de 95,813 millones de dólares. La exportación de aparatos eléctricos y electrónicos suma 59,683 millones de dólares. En el 2015, ambos sectores crecieron, el primero, en 5.4% y el segundo, en 1.8 por ciento.

Acorde a la misma fuente, la Inversión Extranjera Directa (IED) ocupa el segundo lugar, con 21,586 millones de dólares; en el tercer sitio están las remesas familiares, con 20,696 millones de dólares; en el cuarto, las exportaciones de petróleo y sus derivados, con 20,649 millones de dólares, y en el quinto, el turismo, con 12,975 millones de dólares y en otras fuentes, 14,151 millones de dólares.

Es la primera vez que las remesas están por arriba de las que genera la industria petrolera. Las explicaciones son obvias: caída del precio del petróleo y aumento del valor del dólar, mas no deja de ser relevante. Con relación al 2014, las exportaciones petroleras tienen un desplome de 44.1 por ciento.

A los datos del Banxico hay que añadir uno que cambia el orden propuesto por esta institución. En el 2015, de enero a octubre, según la Sagarpa y el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el monto total de las exportaciones de productos agropecuarios fue de 22,332 millones de dólares, que ubica al sector en el segundo lugar.

En el 2015, este sector va a terminar exportando 29,000 millones de dólares, con un crecimiento de 4.7 %, que es el doble del PIB nacional. Según el CNA, su éxito depende de que en los últimos años ha habido un cambio positivo de las políticas públicas, pero sobre todo por las innovaciones adoptadas por los productores y las mejoras en la eficiencia y la productividad.

Es muy posible que el sector agropecuario termine el 2015 con una balanza comercial superavitaria de 800 millones de dólares. Es un dato muy positivo, que cambia las cosas, ya que en los últimos años la balanza ha sido deficitaria en más de 4,000 millones de dólares. La pregunta es si esto es coyuntural o si ya es un fenómeno estructural.

Las exportaciones anuales de México ascienden a 382,000 millones de dólares, que representan 41.0% del total de las que realizan América Latina y el Caribe. La vocación exportadora del país es clara y tiene muchos espacios para crecer. El sector agropecuario, por ejemplo, empieza a abrirse un amplio mercado en China.

[email protected]