En México es curioso cómo algunos eventos pasan casi de noche porque únicamente cuando suceden los retoman los medios y ya, después ni quién se acuerde.

El pasado 2 de marzo, en punto de las 10 de la mañana, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias presentó los resultados de la Evaluación del Desempeño de los Órganos Reguladores en México .

Este reporte calificó a la Comisión Federal de Competencia (CFC), la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Todos estos órganos reguladores resultaron reprobados, desde luego que en una escala del 1 al 10, la CNBV se salvó, obtuvo 6.1; mientras que la CFC, 5.2; la CRE, 5.1, y el peor resultado se lo llevó la Cofetel con 4.2.

Los resultados deberían de habernos hecho temblar, ya que se trata de instituciones que son fundamentales para que cualquier país camine, si no existe regulación en la actividad económica eso se vuelve tierra de nadie y cada quien hace lo que le viene en gana... así es, acertó; los resultados del Centro Espinosa Yglesias revelan eso.

Caso aparte es la Cofetel, órgano sumido en un marasmo en el que es difícil identificar si es producto de la ineficiencia la gran mayoría de sus integrantes empezando desde luego por su Presidente, la ya famosa doble ventanilla y su dependencia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la falta de un reglamento... o bien todo junto.

El caso es que puesto en perspectiva, la calificación que obtuvo la Cofetel en la evaluación mencionada podría resultar incluso alta, ya que se trata de un organismo que ha mostrado poca capacidad de ser un actor protagónico y relevante en un sector que las inversiones y lo que se factura día a día reflejan la dinámica que vive.

Antes la baja calificación de la Cofetel, los diputados Alberto Cinta Martínez del Partido Verde Ecologista, y Rogelio Cerda Pérez, del Partido Revolucionario Institucional presentaron una iniciativa para el pasado 20 de abril cuya exposición de motivos explica que lo que se debería de hacer es simplemente modificar la ley para que este órgano regulador tenga las facultades y las herramientas que debe tener para ser eficiente; dicho en otras palabras es modificar lo que se tenga que modificar para que se trate de una institución que cumpla a cabalidad con la encomienda para la que fue creada.

Para el caso de la Comisión Federal de Competencia se tiene ya la aprobación de la propuesta que hizo el presidente Felipe Calderón por la Cámara de Diputados y falta que haga lo propio la Cámara de Senadores, cosa que no se ve nada fácil, de entrada lo que aprobaron los diputados se enfrenta a la iniciativa que propuso el senador priísta Manlio Fabio Beltrones.

De cualquier manera, se ve remota la posibilidad de que se vaya a la congeladora las modificaciones a la Ley Federal de Competencia, me atrevería a afirmar que no pasa este año sin que se modifique dicha ley, las modificaciones desde luego no dejarán contentos a todos los actores.

Respecto de la Comisión Reguladora de Energía hay poco de que opinar, dado que regula un mercado controlado por monopolios de Estado.

Ojalá no tarde en llegar el día en que noticias como la que difundió el Centro Espinosa Yglesias nos hagan tener vergüenza como ciudadanos y no quede en una nota más.

Mexicana se fortalece

De acuerdo con las cifras dadas a conocer por la Dirección General de Aeronáutica Civil, Grupo Mexicana que encabeza Manuel Borja y que incluye a Mexicana, MexicanaClick y MexicanaLink, incrementó su participación de mercado de 21.6 a 22.8%, posicionándose durante el primer trimestre de este año como el grupo de transportación aérea que movilizó al mayor número de pasajeros en México, con un total de 2 millones 858,139 personas.

Esta cifra considera el mercado total mexicano, es decir, pasajeros tanto del mercado internacional como del doméstico. Un dato significativo que es muy importante mencionar es que en este periodo, el mercado aéreo total (doméstico e internacional) en México se contrajo 4.2%, pero las empresas de Grupo Mexicana crecieron en conjunto 1 por ciento. En el mercado doméstico, que sufrió una contracción de 8.5% a nivel industria, las empresas del grupo lograron aumentar su participación en 0.4% con 1 millón 668,918 pasajeros y en el internacional, que a nivel mercado decreció 0.3% Grupo Mexicana logró crecer 1.9 por ciento.