Desafíos. A partir del 16 de junio y hasta el 24 de julio, el Congreso peruano entra en receso, quedando en manos de la Comisión Permanente la facultad de legislar. Mientras tanto, el país estará en modo futbol y la gran mayoría hará una pausa en sus preocupaciones diarias.

Mientras Perú siga en carrera dentro del torneo, el foco estará en los partidos y el gobierno puede tener una oportunidad durante este periodo para relanzarse y alinear la labor de todos los ministerios hacia las metas comunes y así no repetir las marchas y contramarchas que se dieron con el exministro Tuesta.

Pero la reacción del gobierno debe ser rápida, saltar de la euforia a la frustración no es extraño en el país, pues si la selección de futbol no llega a octavos de final, la desilusión que ello suscitará podría convertirse en impaciencia, generando que los reclamos sociales se agudicen. Sin embargo, no todo será paz social, el Ejecutivo tendrá una prueba de fuego con la anunciada huelga magisterial de la facción de Pedro Castillo, que ya el Ministerio de Educación adelantó ha sido declarada ilegal, y la planteada por el SUTEP para el próximo mes.

Y si bien habrá un receso parlamentario, la Comisión Permanente tendrá facultad para legislar sobre los dictámenes y proyectos de ley, resoluciones legislativas que se encuentren pendientes en la orden del día del pleno del Congreso, así como las que se incluyan por acuerdo de la Junta de Portavoces y las propuestas del Poder Ejecutivo enviadas con carácter de urgencia. Siendo así de amplias sus facultades, este pequeño grupo de 26 legisladores (incluye a los miembros de la Mesa Directiva) podría terminar aprobando propuestas como la de formalizar el transporte en autos colectivos, que espera una segunda votación, y otras más.

Una misma situación puede ser una oportunidad o un riesgo. Depende de la forma en la que el gobierno se desempeñe durante este corto periodo, sobre todo, pensando en que en poco más de un mes el presidente Martín Vizcarra deberá presentarse ante el pleno del Congreso en su primer mensaje por Fiestas Patrias y aún no están claros los avances sectoriales que ha logrado.