En la columna anterior, presenté un análisis del comportamiento del mercado mundial de uva de mesa en los últimos años y la perspectiva de la demanda de este fruto para el próximo ciclo comercial. El día de hoy presento un análisis general del mercado nacional de uva de mesa y algunas acciones de FIRA, integrante de la banca de desarrollo que coordina la SHCP, para incrementar la oferta y la productividad en la cadena uva

Según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la producción de México, de uva mesa, en el año agrícola 2011, fue de 198.3 miles de toneladas, mientras que, para el 2015, se sitúo en 282.0 miles de toneladas.

En el periodo del 2011 al 2015, la producción y el rendimiento crecieron, a tasa media anual de 9.2 y 6%, respectivamente.

El rendimiento pasó de 10.3 a 13 toneladas por hectárea del 2011 al 2015.

En lo que respecta a las exportaciones, para el mismo periodo, crecieron a tasa media anual de 4.4 por ciento.

El incremento sostenido de la producción de la uva de mesa mexicana es un factor clave para incursionar en el mercado internacional de este producto.

De hecho, de acuerdo con el SIAP, la producción de México creció 14.2% en el 2015 respecto del 2014.

En este contexto, las estrategias que FIRA impulsa para aumentar la oferta de uva y mejorar la calidad de la misma potencializan las oportunidades para que los productores incursionen en el sector exportador de uva del país.

Entre las estrategias están el esquema parafinanciero en Zacatecas y el programa para ampliar la superficie de vid bajo un modelo de alta productividad en Sonora.

El esquema parafinanciero, que opera la Agencia Zacatecas con la empresa Santa Rita SPR de RL, apoya a sus socios, 21 pequeños productores con 27 hectáreas, con crédito para adquisición de agroinsumos y asistencia técnica en la producción.

Este esquema permite a estos productores acceder a servicios financieros y técnicos que de otra manera sería difícil acceder por su condición de pequeño productor.

Por su parte, el programa para ampliar la superficie de vid bajo un modelo de alta productividad, que opera la Agencia Hermosillo con la Asociación Agrícola Local de Productores de Uva de Mesa, Frutas y Hortalizas (AALPUM), apoya con fondeo la adquisición de terrenos, el establecimiento de plantaciones con variedades de alto rendimiento y la tecnificación del riego a las 39 empresas que integran esta asociación.

En los próximos años, se espera que continúe el aumento en la demanda mundial de uva de mesa.

Entonces, las estrategias para incrementar la oferta y la productividad en esta cadena son fundamentales para aprovechar las ventanas de oportunidad en los mercados.

En este sentido, en México, el papel de FIRA es importante, ya que impulsa y consolida la producción de uva en el país con la implementación de diversas estrategias a nivel nacional.

*Claudia Graciela Cervantes Rodríguez es especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

ccervantes@fira.gob.mx