Al momento de escribir este artículo, la historia de las inversiones hasta ahora en el 2014 es negativa y no parece que revierta su tendencia en el corto plazo. Sin embargo, es en estos instantes en los que surgen las oportunidades, siempre y cuando usted comprenda que el horizonte no sea de corto plazo.

En renta fija

La reciente situación en la que prevalece una contaminación hacia los países emergentes derivada de la reducción de estímulos en ?Estados Unidos, así como de la desaceleración China pone las tasas más altas de lo que se encontraban hace un par de meses y mucho más elevadas que hace un año. Aquí la ?oportunidad surge a partir de que su gestor o compañía de inversión aproveche esta ?coyuntura para que usted pueda tener plusvalía comprando y vendiendo fondos o títulos de deuda; pero siempre asesorado por profesionales. La tendencia de largo plazo es que las tasas sigan subiendo, y por eso es particularmente importante que en este punto la gestión la haga un profesional.

En acciones

Los mercados bursátiles se han bajado, todos sin excepción; algunos más (los emergentes) y otros menos (los desarrollados). Los emergentes se han ajustado más debido al nerviosismo que existe en torno a ellos y su vulnerabilidad financiera destacan Argentina y Turquía ; los desarrollados se han adecuado menos porque en este escenario de riesgo han preferido tomar las utilidades que generaron durante el 2103. En nuestra perspectiva, éstos últimos tienen todavía potencial para seguir subiendo. La oportunidad concreta aquí, en el mediano y largo plazo, es comprar barato lo que hace dos meses estaba más caro.

En divisas

Toda la turbulencia financiera reciente trae consigo una volatilidad implícita en el tipo de cambio. La que más conocemos y por ende en la que más oportunidad vemos es la del peso frente el dólar estadounidense. De nuevo, siempre con la asesoría de profesionales hay oportunidad para aportarle rentabilidad ?al portafolio aprovechando los vaivenes del tipo de cambio. Concretamente, debajo de $12.80 se deben comprar dólares como parte de una diversificación, y por arriba de $13.30 éstos mismos se deben vender.

Conclusión

El panorama hasta la fecha puede ser sombrío y usted como inversionista muy probablemente se encuentre decepcionado. Pero yo le pido que vea el vaso medio lleno , porque la volatilidad actual como puede usted ver le está brindando nuevas oportunidades para reconformar su portafolio y, tanto en el mediano como a largo plazo, tener mejores resultados.

La única historia que usted y yo no vamos a poder cambiar es la volatilidad en el corto plazo.

somozamusi@gmail.com