A pesar de que el próximo 7 de junio se renovarán nueve gubernaturas, casi 40% de las alcaldías en el país y 17 congresos locales, la prioridad en Los Pinos radica en obtener la mayoría en la Cámara de Diputados. Los 20 gobernadores peñistas y la responsable de la estrategia electoral en los estados gobernados por la oposición -Ivonne Ortega, secretaria general del CEN del PRI- están conscientes de que llevan mano a la hora de seleccionar a los cuadros que saldrán a conseguir votos para llegar a la cámara baja en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión.

La lista de los 200 candidatos plurinominales será definida en otras mesas y bajo una óptica distinta. Para obtener la máxima rentabilidad electoral, los mandatarios estatales recurrirán a distintas fórmulas. ¿La más socorrida? La postulación de alcaldes electos en el 2012. O, en su defecto, el desmantelamiento de sus gabinetes y de los congresos locales.

La estrategia federal, supeditada a las lógicas locales. La decisión del priísmo mexiquense implicará que una docena de las alcaldías más pobladas -y financieramente más importantes- de la zona conurbada al Distrito Federal, irradiados por la influencia de los gobiernos perredistas y donde antiguamente existió un corredor azul , que podría resurgir en las próximas semanas.

Los alcaldes de Naucalpan, Tlalnepantla y Coacalco pidieron permiso temporal al cabildo para separarse de sus cargos. Una triada de jóvenes políticos con cercanía al actual presidente nacional del tricolor, César Camacho Quiroz, quien encabezaría la lista de candidatos plurinominales.

En las próximas 72 horas se definirá la primera de las tres etapas del complicado proceso de postulación del PRI, que en lo federal irá aliado con el Partido Verde, en 244 de los 300 distritos electorales. En esta etapa inicial, saldrán aquellos que competirán en las internas... es decir, donde no hubo candidaturas de unidad.

En una segunda etapa, que se completará dentro de un mes, irán aquellos que serán candidatos por postulación , ¿o por dedazo? Será hasta entonces que ocurra el éxodo de funcionarios federales. Las excepciones son el ex coordinador de delegaciones de la Profepa, Fernando Reina y el ex director de Banobras, Alfredo del Mazo Maza. Otros, como el director de Bansefi, Jorge Estefan Chidiac, y el coordinador de delegaciones del ISSSTE, Alfredo Villegas, están próximos a entregar. Ocuparán lugares privilegiados en la lista pluri .

Algunos irán bajo las siglas priístas, otros ocuparán espacios que fueron cedidos al PVEM. Serán -de acuerdo con la terminología oficialista- diputados sandía : verdes por fuera, rojos de corazón, como ocurrirá con Juan Pablo Kuri, presidente del PRI en Puebla, pero será postulado en un distrito reservado a los ecologistas. O la presidenta del Congreso de Veracruz, Anilú Ingram Vallines.

En algunos casos, los gobernadores priístas apostarán a la popularidad de los alcaldes. En otros, preferirán desmantelar a sus gabinetes. Como en Veracruz, donde el gobernador Javier Duarte de Ochoa nombró a 10 nuevos integrantes de su equipo, tras de las renuncias de los titulares de Agricultura, Educación, Desarrollo Social, Gobierno, Protección Civil y Comunicación Social.

Ajustar al gabinete. También es el método del gobernador panista de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien buscará colocar a sus operadores más cercanos en San Lázaro, por distintos partidos. El PAN nominará a los secretarios de Finanzas, Roberto Moya Clemente, y de Desarrollo Social, Ángel Trauwitz, además del jefe de la Oficina del Ejecutivo, Juan Pablo Piña Kurzcyn, mientras que Cabalán Macari Álvaro, titular de Infraestructura y ex dirigente estatal de Nueva Alianza, iría como diputado suplente. El PRD nominaría al secretario de Gobierno, Luis Maldonado Venegas.

Ambas entidades emparejarán su calendario electoral con el federal en el 2018, lo que implica que en el 2016 tendrán elecciones extraordinarias. De modo que entre los ex funcionarios y futuros diputados federales, podrían estar los próximos chiquigobernadores.

Armando Luna Canales y Francisco Saracho dejaron las secretarías de Gobierno e Infraestructura de Coahuila, respectivamente, para registrarse como aspirantes a candidatos a diputados federales. En tres años, el gobernador priísta Rubén Moreira Valdez ha autorizado 25 renuncias de integrantes de su equipo, de los cuales 12 han buscado cargos de elección popular.

Por el vencimiento de los plazos legales, ocurre esta operación trampolín, que podría verse empañada con las disputas entre los grupos priístas, por la nominación de los nueve candidatos a las gubernaturas.

EFECTOS SECUNDARIOS

EXCEPCIÓN. La Sala Superior del TEPJF confirmó el convenio general de coordinación celebrado entre el INE y el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana del estado de Chiapas, para que las elecciones en dicha entidad se realicen el tercer domingo de julio del 2015 y no el 7 de junio, fecha en que tendrá lugar la jornada electoral federal. Por unanimidad, los integrantes del pleno avalaron el proyecto de sentencia, en el que se estableció que no le asiste la razón al PRD, que pretendía la concurrencia de los comicios locales con los federales.