La directiva de Morena erró el cálculo y a pesar de que recortó el plazo de registro a los aspirantes a las seis gubernaturas que serán postulados por el partido oficialista, 153 aspirantes enviaron su documentación a la Comisión Nacional de Elecciones.

Por cada una de las seis candidaturas, 25 aspirantes. Pero sólo cuatro —en cada caso— serán incluidos en la encuesta para nominar a los representantes de la Cuarta Transformación. Designaciones inapelables, de acuerdo a la convocatoria firmada por Mario Delgado y Citlalli Hernández que apenas si se hizo pública, tuvo que sufrir dos enmiendas. Una, para fijar los horarios del registro. Y otra, para eliminar candados... y posibles impugnaciones.

Los aspirantes, decía la propuesta original, debían ser nativos de las entidades que buscan gobernar o ser vecinos con residencia efectiva no menor de tres años inmediatamente anteriores al día de los comicios. Aquellos con un cargo federal debían renunciar de manera definitiva antes del 31 de diciembre del 2021. Y aquellos que tuvieran un parentesco —de consanguinidad, hasta cuarto grado, o de afinidad, hasta segundo— con el gobernador saliente, quedaban excluidos.

Entre los afectados, dos tamaulipecos: José Ramón Gómez Leal, cuñado de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y Rodolfo González Valderrama, quien todavía hace tres meses estaba al frente de RTC. Antes de que cerraran los registros, por el despacho del presidente nacional de Morena desfilaron los aspirantes a las candidaturas de Tamaulipas y Durango. Y aclarados los malos entendidos, los excluidos procedieron a registrarse.

Empero hubo un cercano a Palacio Nacional que se abstuvo: Rafael Marín Mollinedo, encargado del Corredor Interoceánico, quien decidió no tramitar su registro y respaldar a la senadora Maribel Villegas para oponerse a las negociaciones que dejaría al Partido Verde la candidatura en Quintana Roo.

Esa formación política confirmó su adhesión a la coalición electoral en la que además de Morena y el PT se sumarían partidos con registro local, como Nueva Alianza y el PES. El PVEM propondría a la actual alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama, para Quintana Roo y al senador Raúl Bolaños-Cacho para Oaxaca, pero la convocatoria morenista contempla únicamente la participación de morenistas y “protagonistas del cambio verdadero”.

Aspirantes internos y externos tendrán que esperar a la evaluación de la Comisión Nacional de Elecciones, que posteriormente encargará las encuestas que definirán a los seis candidatos.

En Durango, los senadores José Ramón Enríquez y Alejandro González Yáñez solicitaron registro, además del excoordinador del Servicio de Protección Federal, Manuel Espino Barrientos. Los tres, con orígenes partidistas distintos a Morena, mientras que la senadora Lilia Margarita Valdez y Marina Vitela, alcaldesa de Gómez Palacio, también buscan la candidatura, al amparo de la paridad.

Al cierre de los registros comenzó a circular la versión de una investigación federal contra el empresario lagunero Norberto Galindo, uno de sus principales impulsores de Vitela. Tales indagatorias —de acuerdo a las mismas fuentes— también involucran a la alcaldesa y están ligadas al abuso y acaparamiento ilegal de agua.

Y es que —según esas versiones— Galindo, —con grandes inversiones en el campo ganadero— se habría apoderado de más de 40 pozos de agua y estaría entre los principales responsables de la sobreexplotación los mantos acuíferos en la Laguna. Esos informes surgieron durante la instrumentación del programa Agua Saludable para la Laguna, uno de los proyectos insignia de la actual administración para dotar de agua a los habitantes de aquella zona de limítrofe entre Durango y Coahuila, que requerirá una inversión de 10,000 millones de pesos.

Vitela contemplaría un plan B, pero la candidatura de Sí por México ya está muy disputada. Entre los aspirantes están Héctor Arreola, secretario de Educación; el exalcalde de la capital, Esteban Villegas, y el secretario de Gobierno, Héctor Flores.

Efectos secundarios

DESOBENDIENTES. Ricardo Aguilar Castillo, Pablo Gamboa Miner y Karina Barrón Perales están entre los diputados federales del PRI que se abstuvieron en la votación del Presupuesto de Egresos de la Federación y desafiaron las indicaciones de Rubén Moreira y Alito Moreno.

LEGITIMADOS. Durante tres jornadas —celebradas el 8, el 9 y el 11 de noviembre pasados— los trabajadores de los centros de apuestas remotas y de sorteos de números de Grupo Caliente en Nuevo León acudieron a las urnas para ratificar su adscripción contrato colectivo suscrito por la empresa y el sindicato encabezado por el líder tijuanense Mario Madrigal. Esa consulta fue supervisada por personal del Centro Federal de Conciliación y Arbitraje.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor