De GEA a los órganos autónomos. Hace una década, Jaime Rivera Velázquez y Paloma Merodio Gómez tocaron las puertas del despacho de consultoría fundado por Guillermo Valdés y Jesús Reyes-Heroles. Uno, para ofrecer sus servicios demoscópicos. Ella, para integrarse al staff de la firma.

Quiso la fortuna que Rivera Velázquez fuera electo consejero electoral, en el pleno de la Cámara de Diputados. Un experto en la materia, con sólido currículum, bien preparado y las mejores intenciones , refieren quienes lo conocen. Así lo validaron los votos que recibió en el pleno de San Lázaro, aunque está pendiente una explicación por una omisión en su currículum: su paso por el Cisen.

Casi al mismo tiempo, Merodio Gómez se presentó en el Senado de la República para hacer frente a severos cuestionamientos que ni la hoja de vida que acompañaba al comunicado por el que el Ejecutivo federal la propuso como integrante de la Junta de Gobierno del Inegi, remitido el 28 de febrero, ni el alcance documental entregado el lunes 13, pudieron desvelar.

Lo preocupante es que la información presentada al Senado es inexacta, ambigua o en ocasiones abiertamente falsa , resumió el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, tras de analizar la documentación entregada en ambos casos. Uno de los primeros datos que evidenció una narrativa pomposa consta en el siguiente párrafo sobre su trabajo académico, en el comunicado generado en Los Pinos: Merodio Gómez ha sido investigadora y docente en el ITAM, ha impartido el curso de Macroeconomía Avanzada en la Universidad de Harvard y cuenta con diversos trabajos de investigación (sic) .

La candidata al Inegi apenas si fungió como asistente de un profesor durante un semestre. Ella no redactó ese párrafo , ataja un alto funcionario del sector hacendario, en todo caso, toda exageración e imprecisión es culpa de la oficina del consejero jurídico .

Merodio Gómez, en el cabildeo con legisladores y líderes de opinión, previo a su comparecencia, se deslindó de tales versiones. Pero todavía insistía en acreditar su experiencia en cargos de alto nivel con su trabajo en el Banco Mundial, la Corporación Internacional Financiera, y Promujer.

¿Eras fellowship o consultora sénior? , le cuestionó el senador Armando Ríos Píter, presidente de la Comisión de Población y Desarrollo, quien también estudió en el ITAM. Sobre ese tema, otros aspectos de su pasado laboral y sus trabajos de investigación ofreció respuestas parcas y nulas evidencias.

Éste no será un interrogatorio , estableció el priista Patricio Martínez luego de que el panista Juan Carlos Romero Hicks refutara la escasez de información. Y la presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz, de plano pidió que nadie le faltara al respeto a la itamita.

Ciertamente una de las ventajas de HKS es que le da acceso a una variedad de oportunidades de pasantías en todo el mundo. Después de un año de riguroso entrenamiento, pude poner en práctica lo que había aprendido en el aula, y con el apoyo y el estímulo del Centro de Desarrollo Internacional y el Programa Indonesia del Centro Ash, viajé a Indonesia para trabajar como pasante en el Programa de Agua y Saneamiento de la Oficina del Banco Mundial en Yakarta , relató Merodio Gómez a una revista de su Alma Máter que la entrevistó en el 2014, fue una oportunidad para poner los pies en el suelo y recordar lo que es trabajar en los países en desarrollo .

Algunos de los senadores y líderes de opinión se conmovieron con su breve historia de vida: la de la joven que simultáneamente estudió y trabajó, para graduarse con honores y después, con la firme intención de convertirse en una experta en desarrollo internacional, mudarse literalmente al otro lado del mundo, como becaria del Grameen Bank en Bangladesh.

Otros dudaron sobre sus intenciones, después de escuchar su negativa a seguir con el levantamiento de censos y su propuesta de obligar a municipios y estados a actualizar la información de los registros administrativos.

Las pifias de la consejería jurídica pudieron haber atizado los cuestionamientos... ¿Y las disputas al interior del equipo peñista? Y es que en un primer momento, los enlaces de la Secretaría de Gobernación en la Cámara Alta habían comenzado un discreto y efectivo cabildeo a favor de Adrián Franco, quien se desempeña como director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia en el Inegi.

En la sede central de ese organismo autónomo donde la llegada de Julio Santaella obligó a un cierre de filas tampoco han visto con agrado la nominación de Merodio Gómez, cuyo principal referente es la subsecretaria Vanessa Rubio. Y es que junto con el actual presidente y Rolando Ocampo, la nueva integrante del Inegi conformaría un bloque dominante en la Junta de Gobierno que estaría plenamente identificado con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

Ante los cuestionamientos, ¿Paloma Merodio retirará su nominación? En el INE y en Tribunal Electoral prevalecieron las cuotas partidistas pero los peñistas buscan la enchilada completa para las vacantes en los órganos autónomos. Y para la Fiscalía Anticorrupción, el magistrado del Tribunal Fiscal, Manuel Hallivis, sería la carta fuerte de Los Pinos, a pesar de la preocupación de un sector de la bancada tricolor en la Cámara Alta.