Algunos científicos consideran que dicha mutación pudiera ser menos agresiva, lo que ayudaría a conseguir la inmunidad natural al grueso de la población mundial, aunque hasta ahora todas las variantes del coronavirus han sido peores que las anteriores.

La aparición de una nueva cepa el SARS-CoV-2 en Sudáfrica denominada Ómicron por la Organización Mundial de la Salud volvió a prender los focos de la emergencia sanitaria. Muchos países suspendieron vuelos con el sur de África.

Justo cuando en Europa se incrementan los contagios producto de la relajación de las medidas por parte de los gobiernos y de la temporada invernal aparece la variante que parece indicar que la pandemia no se va a acabar nunca.

Ómicron aparece en un contexto donde Europa, USA, Israel, Arabia Saudita, entre otros países, tienen tasas altas de vacunación, lo que suponía que en la temporada decembrina, si bien registraría incremento en los contagios no se desarrollarían cuadros severos, ni muertes.

El lado positivo de la aparición de la nueva variable es que funcionó el monitoreo en tiempo real del virus, a diferencia de la variable Delta, Ómicron se identificó antes de que se esparciera por todo el mundo. Por lo reciente de su aparición, los científicos todavía no saben si es más letal y contagiosa.

Algunos científicos consideran que dicha mutación pudiera ser menos agresiva, lo que ayudaría a conseguir la inmunidad natural al grueso de la población mundial, aunque hasta ahora todas las variantes del coronavirus han sido peores que las anteriores.

En México, Ómicron surge en un concierto de semáforos verdes, reportes oficiales de bajas en tasas de contagio y 65 millones de personas vacunadas.

Ante la pregunta ¿se incrementará el numero de contagios en esta temporada?, cabe la respuesta: El año pasado nos abrazamos sin vacuna, imagínese lo que será este año.

De manera natural en nuestro país se incrementa la movilidad en las fechas decembrinas no por nada somos expertos en el maratón Guadalupe-Reyes, más lo que se acumule.

Las autoridades sanitarias mexicanas no terminan de aprender las lecciones de las anteriores olas. Para nuestras autoridades el cierre de fronteras o la restricción de vuelos no es una alternativa.

Querido lector, en esta temporada decembrina nos enfrentamos a la cuarta ola y a la tercera variante con la misma e inservible estrategia sanitaria de hace dos años, que tan malos resultados nos ha dado.

En fin, toca celebrar la navidad y el año nuevo, pero también toca cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos. Hasta la próxima.  

Twitter: @ErosalesA

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.

Lee más de este autor