La lupa sobre el aún gobernador Eruviel Ávila tendría que estar super pendiente para que no se repita la historia de los dos Duartes, el exgobernador de Veracruz ahora prófugo Javier Duarte y el exgobernador de Chihuahua César Duarte también acusado de desfalcos multimillonarios al Erario.

En el estado de México se perciben escenarios parecidos. El severo desabasto de hospitales y material de curación de lo más elemental en los hospitales y clínicas del Instituto de Salud del Estado de México, al final del sexenio, permiten anticipar que la historia puede repetirse. En Veracruz y Chihuahua de lo que más afectaron sus anteriores mandatarios fue el ámbito hospitalario porque desviaron para otras cosas e incluso para su uso personal los recursos que correspondían para atender a los pacientes.

Realmente es secreto a voces que el millonario presupuesto en salud (específicamente el enviado por la Federación a través del Seguro Popular que este año suma más de 80,000 millones de pesos) ha podido ser la caja chica de varios gobernadores. En el caso de Eruviel Ávila se registran carencias vergonzosas de medicamentos e insumos médicos básicos en hospitales del Edomex. Algo inentendible si el Seguro Popular le envía al Estado de México los recursos conforme lo aprobado por legisladores. Sabemos que en la última compra consolidada del IMSS, Edomex estuvo a punto de ser bajado por mal pagador.

Las empresas afectadas buscan con todos los medios presionar para que el gobernador mexiquense les pague; en conjunto su deuda a la industria de medicamentos se estima asciende a unos 1,000 millones de pesos.

Edomex tiene contratos de compra de medicamentos que inconcebiblemente se adeudan desde 2009, es decir los rezagos vienen desde cuando el estado era gobernado por el ahora presidente Enrique Peña Nieto. Ya pasaron dos gobiernos estatales y les siguen dando largas. ¿Qué opción tienen las empresas para poder cobrar esos pasivos? Su única forma de presionar es dejando de surtir medicamento. Ahora ya lo pueden hacer. En años anteriores estaban obligadas por ley a seguir surtiendo aun cuando el gobierno no les liquidara, pero cambios recientes ya les dejan la libertad de decidir no seguir surtiendo si un comprador estatal no cumple.

En Edomex, la consecuencia obvia es que desde que inició 2017 los hospitales están en terrible situación de desabasto. Hay carencia de analgésicos y antibióticos elementales para un hospital, e incluso de tubos o mangueras de latex para sondas y mascarillas para oxigenación, o cosas vitales como guantes, jeringas y jabón para lavarse las manos.

Profesionales de la salud de varios hospitales del Edomex se han movilizado reclamando material mínimo para poder atender a pacientes, pero las autoridades del estado prestan oídos sordos y siguen inmutables sin cumplir adeudos con todo y que las empresas dejaron de surtir.

De acuerdo con información del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México (INFOEM), entre las dependencias con mayor número de solicitudes de información están las instituciones de salud, encabezadas por el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), seguidas por el Instituto de Salud (ISEM) y la Secretaría de Salud estatal encabezada por César Gómez Monge.

Otras cosas de que carecen los hospitales del estado de México están geles para electrocardiograma, hilos para suturas en cirugías, bolsas para recolección de orina y soluciones orales. ¿Qué médico de qué clínica puede trabajar sin estas herramientas mínimas?

IMSS convoca a emprendedores innovadores

Hoy al mediodía Mikel Arriola, titular del IMSS, dará el banderazo de salida a los trabajos para que emprendedores de la innovación empiecen a presentar sus propuestas sobre lo que puede ser el cambio cultural en una de las instituciones sociales más grandes de América Latina, con más de 70 millones de derechohabientes. Mikel se ha lanzado a la caza de talentos en las Olimpiadas de la Innovación donde esta semana participan unos 20 especialistas nacionales y extranjeros de diversas empresas con la asistencia de unas 2,000 personas en el Centro Banamex. Y es que está convencido de que la innovación es un instrumento clave para encaminar al IMSS hacia un modelo preventivo en lugar del curativo actual.

maribel.coronel@eleconomista.mx

@MaribelRCoronel