Querétaro, Qro. La industria de la construcción mantiene un bajo nivel de productividad que también se refleja en la obra privada, y en específico, se observa un detenimiento en la construcción de desarrollos industriales.

La falta de certidumbre en la economía nacional ha incidido en que algunos desarrolladores mantengan suspendidos sus proyectos, lo que ha impactado a la cadena productiva de la industria de la construcción, destacó el presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos.

“(La inversión privada) se ha mermado por las decisiones o mensajes que ha mandado el gobierno federal, nos ha afectado mucho, la prueba es la baja de empleo, la falta de inversión en infraestructura a nivel federal e incluso el subejercicio que hay, eso nos ha pegado mucho a los constructores y a toda la cadena productiva”, agregó.

Refirió que hay casos de desarrolladores que adquirieron terrenos para cimentar zonas industriales, sin embargo, mantienen en reserva sus procesos de edificación.

“Un rubro de lo que es el sector privado son naves industriales, normalmente compran terrenos y luego empiezan a construir; pero ahora varios inversionistas de ese tipo compraron terreno y están a la espera, ahorita no están construyendo”, expuso.

Ugalde Ríos contextualizó que hay nerviosismo en el sector privado para detonar proyectos, por lo que esperan a que mejoren las condiciones de la economía nacional y a que el gobierno federal dote de certidumbre a los inversionistas.

“Claro que sí (hay nerviosismo entre el empresariado), es un síntoma claro, si el gobierno no refleja buenos criterios, buena confianza, no crea certidumbre y no da buenas soluciones y planteamiento, seguramente el inversionista lo refleja de la misma manera tratando de invertir su dinero en algo productivo y ahorita está en reserva, en cautela (...) Sí, efectivamente (hay parques paralizados)”, acotó.

En la Iniciativa Privada, dijo, se han detenido proyectos de construcción, por lo que hay expectativas de que a nivel estatal se reactive la obra pública y con ello, se aliente el crecimiento de este sector productivo; en especial, por la Bolsa de más de 8,000 millones de pesos que erogará el gobierno estatal en infraestructura.

El presidente de CMIC explicó que a partir de marzo podría reactivarse la obra pública, periodo en el que se espera se dinamice el lanzamiento de licitaciones.

“Ahora son pocas las inversiones de la Iniciativa Privada, muchas de las obras que estaban con buen ritmo ya lo bajaron, unas pararon, entonces estamos confiados con el gobierno estatal de que invierta en infraestructura y ver los buenos mensajes que se están mandando a los inversionistas”, agregó.

A la baja

El valor de la construcción generado en la entidad, en el sector privado, ascendió a 7,972.9 millones de pesos en el acumulado enero-noviembre del 2019, que significó una caída de 9.1% a tasa anual real, de acuerdo con datos del Inegi.

Dicha disminución fue la primera para la obra privada en los últimos cuatro años, en igual periodo de comparación.

[email protected]