Al canto de unos pájaros sigue un ensamble de voces y percusiones. Pero no es la Selva Lacandona, sino un bosque de la Sierra Madre del Sur, donde una comisión de seguridad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo muestra su disciplina castrense y su poderío de fuego con música de fondo.

El video muestra, sin mayor camuflaje que los paliacates con los que cubren sus rostros, a cinco milicianos –dos de ellos llevan fusiles AR-15, nuevecitos, y el resto, pistolas escuadra– que dan cobertura al mayor Salvador, quien recibió al periodista Octavio Vélez Ascencio en su territorio, para transmitirle un mensaje: la guerrilla no boicoteará los comicios.

Iniciar las campañas para renovar los poderes en la entidad gobernada por Ulises Ruiz y la directiva de las FARP decidió mostrar otro rostro, sin desmontar los rifles; observar el desarrollo del proceso político, antes de establecer una ruta de acción en este año crítico, por la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución.

El mayor Salvador hace prospectiva electoral, en vez de jalar el gatillo. Si no hay un fraude y es capaz de vencer a la poderosa maquinaria oficial , augura, el próximo gobernador de Oaxaca será Gabino Cué , aunque considera que su discurso es demasiado técnico y no le llega a la gente, ni la base lo entiende. Otra de sus debilidades es que no ha podido acercar al PRD estatal al movimiento social y al magisterio de manera unificada y sin ello se pierde demasiada fuerza política .

A su juicio, el candidato del PRI, Eviel Pérez Magaña, no merecía ser postulado, pero es el personaje a modo para cubrir la impunidad de Ulises Ruiz Ortiz.

En cualquier caso, para las FARP es Oaxaca un laboratorio aliancista que podría destrabar la transición democrática, en el 2012. Antes, Guerrero y el Estado deMéxico están en la agenda.

En la alianza opositora se entrecruzan y convergen una serie de tejidos de intereses políticos y económicos. Así es como visualizamos que es probable suceda. Es decir, no se mira en el horizonte político a corto y ni a mediano plazo la posibilidad de una verdadera transición democrática , comenta Salvador, quien tuvo palabras perturbadoras, para aquellos que esperan un rebrote de la actividad guerrillera, a propósito de las conmemoraciones centenarias.

Una insurrección se puede dar, sí, pero no por las conmemoraciones , explicó el vocero de la guerrilla oaxaqueña, sino por el incremento de la marginación y pobreza en México, así como la represión al pueblo y a los movimientos sociales .

Antes de este acto propagandístico, las FARP y el Ejército Popular Revolucionario, quien acaba de conmemorar el decimocuarto aniversario de los ataques a los destacamentos militares de La Crucecita, en Huatulco, y en Acapulco tuvieron acciones mediáticas.

Las FARP, cuya membresía está compuesta mayoritariamente por campesinos, obreros e indígenas, inició sus operaciones en febrero del 2000, poco después de que la Policía Federal Preventiva recuperara las instalaciones que mantenían bloqueadas el Consejo General de Huelga.

Poco antes había surgido el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), una escisión del EPR. Hay un denominador común en estas apariciones públicas: la exigencia al gobierno calderonista de frenar la militarización del país y la criminalización de la disidencia.

No obstante el mensaje amigable de las FARP, Oaxaca está al borde del estallido. Antier, en un incidente por demás perturbador, una caravana por la paz fue emboscada en el paraje Los Pinos de la comunidad de La Sabana, perteneciente San Juan Copala, en la sierra mixteca.

En las semanas previas, simpatizantes de la agrupación Unidad de Bienestar de la Región Triqui (Ubisort), de filiación priísta, sitiaron al poblado al que consideran bajo asedio de organizaciones injerencistas. Para encararlos, una misión de observadores internacionales, en la que había ciudadanos de Finlandia, Italia, Bélgica y Alemania, viajó hasta aquella alejada comunidad, guiada por integrantes de la Sección 22 del SNTE y de la APPO. También iban la reportera Erica Ramírez y el fotógrafo David Cilia, de la revista Contralínea.

A bordo de tres camionetas, el contingente salió el pasado martes 27 de Huajuapan de León y por la tarde, después de un sinuoso camino, arribaron al municipio autónomo. El primer vehículo foráneo que ingresó, una Nissan Urvan, color blanco, con letreros de Frente Nacional Indígena y Campesino en los costados, fue rafageado. En su interior fueron hallados los cuerpos de los activistas Beatriz Alberta Cariño Trujillo y Jyri Antero Jaakkola, de nacionalidad finlandesa. Ante el derramamiento de sangre, los voceros de Ulises Ruiz hicieron un aclaración errónea. El gobierno del estado , puntualizaron, lamenta tales acontecimientos y se deslinda de los mismos, toda vez que en ningún momento tuvo conocimiento formal de la caravana .

Hoy, la nota debía ser el registro de Eviel Pérez como candidato, ante las autoridades electorales de Oaxaca. En cambio, con el incidente de San Juan Copala da inicio al proceso electoral con una tácita declaración de armisticio de la guerrilla eperrista.